Seleccionar página

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, condicionó ayer la firma de un cese al fuego a largo plazo en la Franja de Gaza si las necesidades de seguridad de su país se garantizan, a unas horas de que expire la actual tregua de 5 días.

Benjamin Netanyahua

Durante su reunión semanal con su gabinete en Jerusalén, Netanyahu aseguró que la delegación israelí que negocia en El Cairo tiene el mandato de mantenerse firme en las demandas de seguridad al reanudarse este domingo las conversaciones indirectas con los palestinos.

“La delegación en El Cairo trabaja con la orden de defender los intereses de seguridad israelíes. Solo si nuestras necesidades de seguridad se cumplen, estaríamos dispuestos a aceptar un alto al fuego”, dijo.

“Si Hamás piensa que puede encubrir su derrota militar con una victoria política, se equivoca. Si cree que una lluvia de cohetes hará que nos rindamos, está en un error”, agregó.

Palestinos e israelíes reanudaron este domingo las negociaciones indirectas en El Cairo para tratar de alcanzar un cese al fuego y avanzar en una solución global a la actual guerra en Gaza, que en 5 semanas ha dejado más de 1,900 palestinos muertos.

Los combates y el lanzamiento de cohetes palestinos también han causado la muerte de 64 soldados israelíes, un civil, un beduino y un trabajador asiático que buscaba regularizar su situación laboral en Israel.

Hamás exige el levantamiento del bloqueo económico y el asedio militar que Israel impone desde hace 7 años en Gaza, así como la apertura del paso fronterizo con Egipto y el corredor con Cisjordania.

Israel, que lanzó su ofensiva el pasado 8 de julio tras los ataques con cohetes por parte de Hamás, ha mostrado poco interés en hacer grandes concesiones y ha pedido el desarme de los grupos militares en el territorio.

(ntx)