Seleccionar página

Coyoacán es en la actualidad, uno de los barrios más tradicionales de la ciudad y tiene en su principal arteria, Francisco Sosa, su joya urbana más emblemática.

Moheli-3

Pocas calles fuera del Centro Histórico de la capital, tienen esta elegancia dada por las viejas casonas con sus grandes patios centralizados. 65 edificios que se encuentran en Francisco Sosa son considerados patrimonio histórico y bien vale la pena caminarla desde su inicio en Panzacola hasta topar con su intersección con la calle de Las Cruces, frente a la arcada que conduce al Jardín Hidalgo, corazón del barrio mágico.

Precisamente en este último punto, existe un sitio que podría definir el clásico estilo coyoacanense y cuyo nombre nos recuerda a una isla africana: Moheli.

Con sus mesitas sobre la banqueta que dejan contemplar el vaivén de la gente hacia la plaza principal, este restaurante ofrece todo tipo de productos gastronómicos, desde pastas hasta vinos, pasando por tés e infusiones, panes, alguno que otro platillo preparado y unos cuantos regalos, que nos hacen recordar los cafés de Francia.

Su carta es bastante típica, como la de cualquiera cafetería, donde abundan las opciones de sándwiches, ensaladas, pastas, fondues, baggels, cafés, tés y pasteles; mientras que para el desayuno están las clásicas enchiladas o los molletes, huevos al gusto y algunas cosas para quienes quieren guardar la línea.

La comida es muy rica, el lugar es maravilloso y los precios bastante accesibles. El servicio no es rápido, por lo que hay que ir con bastante paciencia, pero si solo se va a tomar un café sin prisas y con la intención de pasar ahí toda la tarde leyendo un libro, seguro que ese detalle no importa demasiado.

 

Dirección: Francisco Sosa #1, Coyoacán, México, D.F.

Horario: Dom-miér 08:00 a 22:30 hrs. Jue-sab 08:00 a 23:00 hrs.

Teléfono: 5554-6221

Precio promedio por persona: de $120 a $180 pesos