Seleccionar página

La emoción de los playoffs de la Liga Mexicana de Beisbol comenzó este fin de semana, una vez que se definieron los encuentros de cuartos de final. 

10572044_911901732157697_4608370766137414270_o

Una vez que los Vaqueros Laguna eliminaron a los Saraperos de Saltillo en el juego extra de la zona norte, continuaron su camino en la postemporada, donde iniciaron este fin de semana su serie ante los Diablos Rojos del México, quienes la pusieron 2-0 en el Foro Sol y ahora se trasladarán al Estadio Revolución para el tercer encuentro.

En el segundo de la serie, los escarlatas sufrieron pero consiguieron derrotar a los laguneros 11-10, luego de una frenética novena entrada que inició con score 8-7, favorable para los de casa; sin embargo, la artillería de Laguna emboscó al cerrador Manny Acosta y anotó hasta tres carreras.

Posteriormente, el panameño dominó a Oswaldo Morejón pero permitió que Santiago González se embasara con un sencillo por el jardín central.

José Manuel Orozco dio hit al central, llegó a la inicial y González a la antesala, mientras que Said Gutiérrez se ponchó.

A continuación, con Christian Quintero en la caja de bateo, Orozco se fue al robo de la segunda, Quintero puso la pelota en juego y un error de fildeo de “Haper” Gamboa en las paradas cortas permitió a González y Orozco cruzar el pentágono con las respectivas carreras del empate y la diferencia.

Después, Diego Madero conectó doble y remolcó al propio Quintero con la décima carrera de los laguneros, llegando a la mitad de la última entrada con pizarra de 8-10, favor Vaqueros.

En la parte baja del noveno inning, Tony Peña Jr. no pudo con la encomienda. El primero en tomar turno fue Douglas Clark, quien fue dominado; enseguida, el relevista enfrentó a Amador, quien conectó uno de sus pitcheos, atizó su primer “vuelacercas” de los playoffs por el jardín derecho y recortó distancias en la pizarra.

A continuación, apareció en el plato John Lindsey, el campeón de cuadrangulares de la LMB, y despachó la bola, también por encima del prado derecho, y empató el score.

Con el juego en el alambre, “Haper” Gamboa, villano de la parte alta de la novena entrada, se llevó la gloria tras firmar el épico triunfo escarlata. El shortstop sorprendió a Peña, atizó un batazo de largo alcance por el jardín central y conectó imparable, tercero en su cuenta personal en el segundo juego de postemporada, con el que remolcó la carrera de la espectacular victoria roja.

Arturo López fue el lanzador que se llevó el triunfo al tirar seis capítulos con una carrera y Enrique Lechuga perdió el juego al permitir seis carreras con seis hits en dos entradas y cinco bateadores en la tercera.