Seleccionar página

Cuando Debby Herbenick se reunió con un amigo y excolega para almorzar a finales del año pasado, era natural que la conversación tratara del sexo.

condones-para-ellas_4279h

Después de todo, esa es su área de trabajo. Herbenick es investigadora de la salud sexual y Frank Sadlo, su cita para almorzar, un desarrollador de productos con experiencia en el mismo campo. Así que la pareja se puso a discutir sobre el nuevo diseño de los anticonceptivos, intercambiando ideas y, eventualmente, esbozando dispositivos hipotéticos.

El mes pasado, su plan para crear un nuevo condón femenino se acercó más a la realidad. El producto fue uno de los 11 proyectos de anticonceptivos que obtuvieron 1.1 millones de dólares en subvenciones de exploración otorgados por la fundación filantrópica del multimillonario Bill Gates, y uno de cada tres se enfocó a las mujeres.

El objetivo es mejorar los condones femeninos previos con un producto que sea fácil de usar y agradable para ayudarles a protegerse a las mujeres, las cuales se ven desproporcionadamente afectadas por las infecciones de transmisión sexual en los países en vías de desarrollo.

“Esperamos que las mujeres pueden sentirse capaces”, dijo Herbenick, científico de salud sexual en Indiana Unversity. “Los condones femeninos dan a las mujeres la opción de decir: ‘Bueno, si tú no quieres usarlo, entonces lo haré yo'”.

Los actuales condones realmente nunca tuvieron éxito porque “simplemente no están hechos para adaptarse al cuerpo de la mujer”, dijo Herbenick, quien comparó su diseño a una “bolsa de emparedado”.

Los condones están diseñados para usarse en todo el mundo, desde Chicago a Río de Janeiro y hasta Abidjan. Pero es en los países en vías de desarrollo donde los funcionarios de salud pública están intensificando sus esfuerzos por mejorar el deficiente estado de salud de las mujeres.

Las dos principales causas de muerte durante los años reproductivos son el VIH y las complicaciones durante el parto, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, u OMS.

Aunque los condones pueden impedir infectarse de Sida y evitar los embarazos no deseados, a menudo las mujeres dependen de los hombres para que los usen. La OMS estima que las adolescentes y las mujeres jóvenes tienen el doble de probabilidades de infectarse de VIH que los hombres jóvenes.

India, donde se llevarán a cabo algunas de las pruebas de los nuevos preservativos el próximo año, es el segundo peor en el mundo después de Azerbaiyán en salud y supervivencia de las mujeres, de acuerdo al índice Global Gender Gap Index del Foro Económico Mundial.

Ahí, únicamente 48% de las parejas casadas practican un método moderno de control de natalidad, comparado con 73% en Estados Unidos, a juzgar por los últimos datos comparables del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas.

“En India, la realidad es que es difícil decirles a los hombres qué hacer en cualquier situación”, dijo Anjuli Pandit, ejecutivo de desarrollo empresarial que reside en Mumbai y que le atribuye a su educación en Estados Unidos su disposición para discutir del sexo y la anticoncepción. “Me imagino que para muchas mujeres es difícil decirles a sus maridos que usen anticonceptivos. Así que aquí hay algo pueden hacer ellas”.

Herbenick ha trabajado durante más de una década investigando y enseñando salud sexual, con un enfoque en los genitales femeninos. Pero dijo que el día que se reunió con Sadlo para degustar un sándwich de queso a la parrilla y una sopa en Farm, un restaurante en Bloomington, Indiana, él era el que tenía una sugerencia para las mujeres.

“Cuando me comentó su idea acerca de un condón femenino, le dije la mía para los condones masculinos”, recordó en una entrevista telefónica. “Fusionamos ambas ideas. Los dos somos personas creativas y la conversación pronto se volvió hacia el dibujo y la discusión acerca de lo que era o no posible en términos de fabricación”.

El prototipo de Herbenick y Sadlo se hará con el material típico usado en el condón masculino –probablemente látex– pero será modelado y dimensionado para ajustarse mejor a la anatomía vaginal.

Es probable que vengan en empaques de aluminio al igual que el de los varones, dijo. No obstante, en lugar de envolver el pene, este recubriría la ruta vaginal, con un estriado exterior para una mejor su sujeción y textura.

El condón femenino más popular puede fomentar el crecimiento en el mercado global, que se proyecta alcance 6,600 millones de dólares en 2020 de los 4,500 millones este año, con base en un informe publicado por Global Industry Analyst en mayo.

Hasta ahora, gran parte de la atención se ha centrado en los preservativos masculinos. De los condones proporcionados por Global Fund to Fight AIDS, la Tuberculosis y la Malaria, el 95% fueron para los hombres, de acuerdo a un informe de 2012.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx