Seleccionar página

Si alguna vez te has preguntado qué hacer con tus “selfies” además de publicarlos, el hermano de la Duquesa de Cambridge le ha dado “en el clavo” y los volvió comestibles.

10527604_247895448751569_736454333265982554_n

Así es. Ahora podrás comerte tus propios “selfies” en forma de bombones. James Middleton, el hermano menor de la princesa Catherine, emprendió la empresa de dulces llamada “Boomf“, en la que se imprime las fotos de Instagram y Facebook en bombones y los envía a cualquier parte del mundo gratis.

“Boomf” cobra 15 libras esterlinas, unos 330 pesos, por una caja de malvaviscos personalizados que pueden ser pedidos en Internet a través de su sitio web.

La página de Boomf describe a los bombones como “pequeñas almohadas esponjosas con olor a vainilla. Una delicia de 4X4 centímetros”.

Al momento, “Boomf” ha entregado más de 1.8 toneladas de malvaviscos en menos de un año y obtuvo 100 mil libras en ventas en sus primeros tres meses.

Middleton ya ha comenzado a pensar en expandir el negocio a Estados Unidos para asegurar que las órdenes sean entregadas en un plazo de tres días, además de abrir una tienda en Nueva York.