Seleccionar página

Sin duda, uno de los animales más simpáticos es el oso panda. Este mamífero está en peligro de extinción y aunque en China, hay algunos refugios que se han dedicado a reproducirlos, se calcula que hay un poco más de mil ejemplares viviendo en libertad y 190 en cautiverio. 

panditas china

Uno de los principales inconvenientes de esta especie es que alcanza su madurez sexual entre los cinco y los siete años de edad y su época de reproducción se desarrolla durante la primavera. La gestación del embrión dura en promedio 135 días y normalmente nacen una o dos crías, si se diera el segundo caso, la madre optará por continuar la crianza de sólo una de ellas.

En cautiverio, la cría de pandas se vuelve muy dificultosa; solamente el 10 por ciento logra aparearse naturalmente y apenas el 30 por ciento de las hembras quedan preñadas. Además, el 60 por ciento de los pandas cautivos pierde totalmente su deseo sexual, lo que dificulta el incrementar el número de ejemplares en esta situación.

Sin embargo, un zoológico chino logró un “milagro” al presentar esta semana a unos pandas trillizos que nacieron a finales de julio, en un acontecimiento insólito.

“Es un milagro”, declaró el director general del parque zoológico, Dong Guixin. “Tienen 15 días, es decir el récord entre cualquier otra camada de trillizos”.

La madre de los pequeños pandas, Juxiao, cuyo nombre significa “sonrisa de crisantemo”, viene del Centro chino de protección y de investigación sobre el panda gigante en Wolong, en el Sichuan (suroeste).

Un video muestra a la madre pariendo, sentada en la esquina de una pieza, y luego lamiendo a sus retoños tras cuatro largas horas de labor. Luego, exhausta, se acuesta de costado, incapaz de ocuparse de su progenitura.

El primer nacimiento de pandas trillizos se declaró en 1999. Una hembra de 15 años dio a luz a tres bebés tras ser inseminada artificialmente pero el más joven murió al cabo de tres días debido a un problema de vejiga.