Seleccionar página

En el Senado de la República se llevó a cabo el foro: Prevención, Investigación y Sanción de la Tortura en México, donde legisladores, especialistas y defensores de derechos humanos destacaron la importancia de capacitar a funcionarios públicos de las procuradurías y fiscalías del país en la aplicación del Protocolo de Estambul, que establece reglas para documentar la tortura y sus consecuencias.

downloadfile

El Protocolo de Estambul fue adoptado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el año 2000 y se refiere al Manual de Investigación y Documentación Efectiva sobre Tortura, Castigos y Tratamientos Crueles, Inhumanos o Degradantes.
Durante el foro, especialistas en el ámbito jurídico revelaron la situación que vive el país en materia de tortura; representantes de la Procuraduría General de la República informaron que del 21 de abril a julio del 2014 se tienen registrados mil 94 asuntos respecto a la práctica de tortura por parte de servidores públicos, mismos que están siendo investigados por las áreas correspondientes.
Por su parte, dirigentes de organizaciones de la sociedad civil denunciaron que la tortura es una práctica cotidiana por parte de cuerpos policiacos, quienes han confesado que es el único recurso que tienen para obtener la información que necesitan.
Finalmente, tocó el turno a representantes de instituciones de derechos humanos, quienes comentaron que para que la lucha contra la tortura sea eficaz, no debe limitarse a la persecución o el castigo del delito ya cometido, sino estar orientada a adoptar medidas preventivas.