Seleccionar página

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) multó con 7 millones 233 mil pesos al proyecto Dragon Mart por no contar con autorización de impacto ambiental y dañar ecosistemas costeros.

Clausura

Se informó que el proyecto que se construye en el predio El Tucán, municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, carece de autorizaciones para la realización de obras y la apertura de dos caminos en zonas de humedales.

El proyecto debe contar con autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en materia de impacto ambiental, y en caso de no obtener este aval, tendrá que llevar a cabo medidas de restauración y compensación por los daños ambientales provocados.

Las medidas también incluyen presentar planos georreferenciados de las obras; presentar estudios de flora, fauna e hidrológico del predio, y realizar una compensación ambiental, por medio de una reforestación superior a la superficie impactada.

La Profepa informó que sobre la compensación ambiental trabajará en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) para determinar un proyecto de reforestación en una o varias áreas naturales protegidas de Quintana Roo.

Mencionó que el juicio de amparo en el que le fue concedida a la empresa la suspensión definitiva contra una posible clausura o suspensión, ha sido sobreseído por la juez de Distrito. Sin embargo, la sentencia correspondiente no ha quedado firme, en virtud de que fue impugnada ante los Tribunales Colegiados.

En los siguientes días se dictará en tiempo y forma la resolución del procedimiento instaurado en materia forestal, con lo que la Profepa reitera su compromiso para garantizar que los proyectos inmobiliarios cumplan con la legislación federal en materia ambiental.