Seleccionar página

Rusia solicitó un alto al fuego para poder transportar ayuda humanitaria en 200 camiones, y a su vez, Ucrania solicitó a la Cruz Roja Internacional que revise su contenido. 

ConvoyrusoUk

Para transportar doscientos camiones con ayuda humanitaria, Rusia pidió a las autoridades ucranianas y a los separatistas prorrusos que declaren un alto al fuego a fin de brindar seguridad al transporte para la población en la zona de conflicto.

El convoy con más de dos mil toneladas de alimentos y generadores eléctricos se encuentra en la región rusa de Rostov a la espera de recibir autorización para poder cruzar la frontera y dirigirse a la ciudad de Lugansk, donde no hay luz ni agua desde hace dos semanas.

La Cancillería mencionó que Moscú se encuentra en la fase final de los esfuerzos para acordar los aspectos de la concesión de la ayuda humanitaria a la población del sureste de Ucrania.

Por otro lado, la Cruz Roja pidió a Moscú información detallada sobre el contenido de los más de doscientos camiones rusos que transportan alrededor de dos mil toneladas de cereales, azúcar, alimentos para niños, medicinas, sacos de dormir y generadores eléctricos, según han informado las autoridades rusas.

Las autoridades ucranianas buscan que además de los funcionarios de aduanas y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, la Cruz Roja esté presente durante el registro del cargamento humanitario ruso en la frontera.

Hasta el momento se desconoce por dónde cruzará la frontera el convoy ruso, si por el puesto de Izvarino o por el de Dolzhanski, ambos bajo control de los insurgentes prorrusos.

El día de hoy, la principal plaza rebelde al este de Ucrania, Donetsk, fue atacada con artillería pesada por las fuerzas gubernamentales ucranianas.