Seleccionar página

Dicen que los amigos son el tesoro más preciado. Los amigos son aquellos que nos acompañan en las buenas y en las malas y siempre están ahí cuando más los necesitamos.

friendly-hug-girls-meadow-forest-1490531

Ahora con el uso de las redes sociales como Facebook o Twitter podemos estar en contacto con nuestros amigos desde cualquier parte del mundo; sin embargo, aunque hoy en día existan muchas maneras de comunicarse, el tener amigos de verdad es casi un privilegio y los debemos de apreciar y respetar para conservar su amistad.

Una buena amistad se basa en la confianza, la honestidad y el respeto. Si alguno de estos aspectos se pierde o es traicionado, se puede llegar a perder a los amigos y muy difícilmente se puede llegar a una reconciliación, más no es imposible.

Los seres humanos no somos perfectos y habrá momentos o situaciones que llevaran a tener malos entendidos con personas que nos quieren como nuestros amigos. Cosas tan simples como un partido de fútbol o una prenda de vestir han echado a perder años de valiosa amistad, luego con el paso del tiempo el orgullo no permite ver más allá de su sombra y en ocasiones se decide no hablarse nunca más.

Pero como el orgullo es mal consejero y puede alejarnos de nuestros amigos, habría que examinar qué tanto significa la relación para nosotros. El elemento más importante en la reparación de una ruptura de la relación es la sinceridad y hay que estar seguros de nuestro deseo de volver a ser amigos antes de invertir tiempo y esfuerzo reconstruyendo la amistad.

Hay que permitir que pase algo de tiempo antes de intentar reconciliarnos. Ambas partes necesitan espacio para tener perspectiva sobre las razones del deterioro de la relación. Las razones parecerán menos graves y la idea de la reconciliación será más bienvenida después de cierta distancia.

Si hay amigos mutuos, esto podría ser de utilidad, pero con cierta reserva. Con ellos se podría investigar cómo la otra persona se está sintiendo y buscar sugerencias sobre cómo avanzar en la reparación de la amistad. Ganar una perspectiva tercera y objetiva puede hacernos ver la situación desde un punto de vista diferente y ayudarnos a descubrir la mejor manera de seguir adelante.

fotos-de-niños-abrazados

Tomar la iniciativa y dar el primer paso hacia la reconciliación demuestra nuestra sinceridad en ser amigos otra vez. Puede ser una llamada o un mensaje a la otra persona para hacerle saber cómo nos sentimos y para analizar su posición respecto a la situación.

Hay que tener en cuenta que la reconstrucción de una amistad requiere tiempo y esfuerzo. Debemos ser coherentes en nuestros intentos de reconciliación, respetando las necesidades de la otra persona por el espacio. La relación no se arreglará de la noche a la mañana, pero si somos sinceros en los esfuerzos estaremos en el camino hacia la recuperación de la amistad.

Esencial será escuchar a la otra persona, además dejar que exprese sus sentimientos. La comunicación es clave. Por último, no hay que aferrarnos a ningún resentimiento del pasado. Ante todo, debemos dejar de lado lo que ha pasado con el fin de seguir adelante. Nunca es tarde cuando se trata de recuperar a un amigo.