Seleccionar página

El presidente ruso, Vladimir Putin, confirmó que algunos productos como la leche deslactosada, semillas y suplementos deportivos podrán ser importados de occidente a Rusia. 

VladPutinRusia

El día de hoy, Rusia anunció que modificará la lista de alimentos occidentales cuya importación había sido prohibida y que afecta de cierta manera a aquellos países que han adoptado sanciones contra Moscú debido a su postura en el conflicto ucraniano.

El viceprimer ministro ruso, Arkadi Dvorkovich, aseguró que se han acordado para el día de mañana un par de propuestas para modificar la lista de productos prohibidos por su impacto en ciertas categorías de la población.

Dvorkovich mencionó que se trata de productos que consumen aquellas personas que sufren de alergia o diabetes además de materias primas para garantizar la competitividad de la producción nacional. También agregó que se quitarán de la lista de sancionados a Groenlandia y las Islas Feroe, que exportan grandes cantidades de pescado al mercado ruso.

Putin defendió la prohibición de las importaciones occidentales introducida desde hace una semana, asegurando que es en beneficio de la economía rusa.

Reconoció que hace cuatro años, el país no podía introducir un embargo a los alimentos occidentales ya que los productores rusos no estaban preparados para un medida tan extrema.

El presidente ruso negó que estas medidas violen las reglas vigentes de la Organización Mundial de Comercio, ya que en los documentos de ingreso se estipula que Rusia tiene derecho a imponer restricciones a la importaciones si su seguridad económica está amenazada.

Putin hizo hincapié en que los países occidentales crearon las amenazas al imponer sanciones contra el Banco Agrícola Ruso.