Seleccionar página

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, reportó el día de hoy una mejora significativa en la situación de los civiles sitiados en Sinjar, Irak, por lo que descartó una operación de evacuación y anunció el fin de la entrega de ayuda humanitaria.

OBAMAAA

Barack Obama, quien nuevamente hizo un receso en sus vacaciones para dirigirse al público estadounidense, señaló que miles de civiles han sido evacuados diariamente y que los restantes están siendo ayudados por combatientes kurdos.

El presidente de Estados Unidos mencionó en un breve mensaje ante las cámaras que la situación en la montaña ha mejorado significativamente, “… rompimos el sitio de ISIS (Ejército Islámico de Irak y Siria) y ayudamos a gente vulnerable a estar a salvo y salvamos muchas vidas inocentes”.

Barack Obama señaló que debido a los avances no se espera una operación de evacuación en la montaña y vio como improbable la necesidad de que continúen las operaciones de entrega de ayuda humanitaria que consistían en comida y alimentos para la región.

El presidente estadounidense había autorizado el envío de un contingente de 130 asesores militares adicionales para evaluar la necesidad de una evacuación de civiles, en especial de yazidis y de iraquíes cristianos.

En su mensaje, Barack Obama indicó que Estados Unidos mantendrá las operaciones de ataques aéreos dirigidos contra militantes del EIIL. Asimismo, indicó que su administración continuará su acercamiento a otros socios internacionales para mantener el apoyo a sectores de la población civil amenazados por el EIIL.

En esta línea, Obama dio a conocer el incremento de ayuda militar a fuerzas kurdas e iraquíes, a fin de recalcar su capacidad de confrontar a los rebeldes islámicos.