Seleccionar página

Con el propósito de fortalecer la vigilancia sanitaria en los establecimientos dedicados a la realización de tatuajes y perforaciones en la capital, el secretario de Salud (Sedesa) capitalino, Armando Ahued Ortega, hizo un exhorto a los sitios de este giro para que cumplan con las medidas sanitarias correspondientes.

tatoos

Señaló que hay 63 establecimientos que están certificados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de los dos mil que se estiman operan en la informalidad y sin cumplir las condiciones sanitarias que marca la Ley General de Salud; “el reto es identificarlos e incorporarlos a cumplir con las medidas sanitarias”.

“Es indispensable que esté a la vista del establecimiento el aviso de funcionamiento y la tarjeta de control sanitario que garantice que el tatuador cuenta con conocimientos de prácticas de higiene y primeros auxilios”, dijo.

En el Museo del Tatuaje, ubicado en Insurgentes Sur, colonia Roma, afirmó que se debe exigir a los tatuadores el uso de tintas biocompatibles para no generar reacciones alérgicas o cicatrices, así como el uso de guantes quirúrgicos, cubrebocas y agujas desechables con el fin de evitar infecciones contagiosas como la hepatitis B o C y el VIH-SIDA.

Destacó que de acuerdo a diversos estudios, la edad promedio en que se llevan a cabo los tatuajes oscila entre los 10 y 20 años de edad, es decir, durante la adolescencia.

En este contexto, llamó a los tatuadores a no hacer tatuajes a los menores de edad si no van acompañados por sus padres, quienes de ser el caso, tendrán que firmar una carta de consentimiento.

Asimismo, exhortó a quienes tomen la decisión de realizarse un tatuaje o perforación no acudir a tianguis o puestos ambulantes que pongan en riesgo su salud, derivado de las nulas condiciones de higiene.

Aquellos establecimientos que operen sin contar con las medidas de sanidad pueden ser sancionados con multas de 120 mil pesos en adelante; por ello, instó a reportar aquellos lugares donde se efectúen tatuajes y perforaciones en la vía pública o en la clandestinidad al número de la Agencia de Protección Sanitaria 5741 0590.

El convenio signado incluye la impartición de pláticas, cursos, talleres de capacitación, además de visitas de verificación a los establecimientos, para que aquellos que no cuenten con los requisitos para ser certificados se informen y se incorporen a la formalidad.