Seleccionar página

Chuck Hagel, secretario de Defensa estadounidense, anunció el envió de 130 asesores militares a Erbil para ayudar a la minoría yazidí acorralada por los yihadistas. 

HAIDERABADI

Haidar al Abadi, el nuevo primer ministro iraquí, ha recibido apoyo masivo por parte de la comunidad internacional que lo insta a formar rápidamente un gobierno de unidad nacional capaz de hacer frente a la ofensiva yihadista y de esta manera levantar al país.

Además de que Estados Unidos provocara la salida del anterior primer ministro, el chiita Nuri Al Maliki, Irán, su principal aliado, también apoyó el movimiento.

La ONU, Estados Unidos, la Unión Europea, Francia y Gran Bretaña, la Liga Árabe, Irán y Arabia Saudita también reconocieron el nombramiento de Abadi. Al mismo tiempo, Washington lo invitó a que integre lo antes posible un nuevo gobierno que brinde estabilidad en la zona.

Estados Unidos está enviando armas a través del gobierno iraquí a los kurdos para ayudarles en su batalla contra los yihadistas del Estado Islámico que han conquistado regiones enteras al norte del país.

Londres se sumó a la iniciativa y declaró que también podría enviar material militar proveniente de otros países para entregarlo a las fuerzas kurdas. Por su parte, el primer ministro australiano, Tony Abbot, dijo que su país participará en las operaciones aéreas humanitarias en la región montañosa de Sinjar.

La crisis humanitaria se agrava al norte del país, es por esto que los países occidentales se empeñan en aumentar su ayuda a las minorías cristiana y yizadí que han sido expulsadas por los yihadistas del Estado Islámico y que tomaron el control desde el pasado 9 de junio.