Seleccionar página

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, canceló por tres días sus actividades tras la muerte del candidato de oposición Eduardo Campos. 

DRousseffBR

La presidenta brasileña Dilma Rousseff canceló por tres días todas sus actividades pendientes de su campaña por la reelección después de recibir la noticia de que el candidato de oposición, Eduardo Campos, murió en un accidente de avión el día de hoy.

La aeronave ejecutiva en la que viajaba Eduardo Campos cayó sobre una zona residencial de la ciudad brasileña de Santos durante una maniobra de aterrizaje, en medio de malas condiciones meteorológicas.

Las elecciones presidenciales en Brasil se realizarán el próximo 5 de octubre.

Eduardo Campos, de 49 años de edad, se encontraba en el tercer lugar en las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales. Era hijo de la diputada Ana Arraes y nieto de Miguel Arraes, un famoso líder socialista brasileño que desde 1960 impulsó las cooperativas agrícolas y los sindicatos en el estado nororiental de Pernambuco.

Campos fue diputado regional y federal y gobernó entre 2007 y abril pasado, cuando renunció para postularse a la presidencia de Brasil. Las ansias de renovación de Campos se vieron identificadas en las manifestaciones en demanda de mejores servicios públicos que tomaron al país a mediados del año pasado.