Seleccionar página

La lectura es un hábito y como tal es necesario formarlo, aprovechando cada oportunidad que tengamos para practicarlo.

mujer leyendo2

La lectura es un medio para escaparse por un momento de la realidad y emprender un viaje hacia otras épocas, hacia otros mundos, historias intrigantes y apasionadas, donde se ven envueltos todos los sentidos, y con la ventaja que podemos volver a encaminarnos en ese viaje cuantas veces lo deseemos.

Un nuevo estudio del Nuevo Centro de Investigación Social de Nueva York, en Estados Unidos, revela que las habilidades sociales se potencian en las personas que leen ficción literaria.

Los autores compararon los resultados obtenidos para personas que leen este género con lectores de no ficción y no lectores.

Según la investigación, el género de novela permite apreciar el mundo desde otros puntos de vista e identificarse con los personajes, lo que afecta positivamente al desarrollo de las habilidades sociales, además de que las personas que leen este tipo de libros identifican mejor las emociones ajenas.

Durante el estudio, los investigadores dividieron a los participantes en tres grupos. Uno de ellos recibió un texto de ficción; otro, de no ficción; y el último ninguna lectura. Los investigadores seleccionaron las obras según los premios que habían recibido. Seleccionaron extractos de los primeros capítulos de algunos libros que fueron finalistas de los Premios Nacionales de Novela o best sellers y algunas historias cortas de la colección de ganadores del Premio Henry en 2012.

mujer leyendo

Los expertos hicieron tres pruebas posteriores, basadas en la teoría de la mente, que refleja el grado en que un individuo es capaz de percibir las emociones y los pensamientos de los demás. El hallazgo más importante es que una simple lectura corta de ficción literaria conlleva un incremento inmediato en los resultados de los test de esta teoría. Este efecto fue igual de palpable en las personas que ya estaban familiarizadas con este tipo de textos y en aquellas que no solían leerlos.

De esta manera, las personas que leen ficción literaria calibran los sentimientos de los demás con mayor precisión en comparación con los que leen no ficción, ficción popular, o nada en absoluto, esto es debido a que la novela de ficción supone un desafío para las convicciones de los lectores y les ayuda a penetrar en la mente de los personajes.