Seleccionar página

Nuestro país cuenta con una gran variedad de entornos naturales privilegiados, cada vez más conocidos y visitados en donde se pueden realizar diversas actividades al aire libre.

espacios_verdes

El buen tiempo favorece su práctica y nos proporciona también otro tipo de aliciente como el poder disfrutar de una reconfortante comida al aire libre, que nos permita reponer las energías consumidas.

Pero además de poder pasar un rato agradable con amigos y familiares, los espacios verdes también tienen otro beneficio. Y es que una nueva investigación realizada por el Centro Europeo para el Medio Ambiente y la Salud Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, ha encontrado que las personas que viven en zonas urbanas con más espacios verdes tienden a reportar menos angustia y un mayor bienestar que quienes no cuentan con parques, jardines u otro espacio verde cercano.

En la investigación, el equipo examinó datos de una encuesta nacional de hogares del Reino Unido. En estos, se tuvieron en cuenta los cambios vividos por los participantes, el empleo, el estado civil, la salud física y el tipo de vivienda. Los resultados fueron sorprendentes por la magnitud de los efectos de vivir en una zona verde en comparación con aquellos que no habitan en ciudades así.

Encontraron que vivir en una zona urbana con niveles relativamente altos de espacios verdes puede tener un impacto significativamente positivo en el bienestar, más o menos igual a un tercio del impacto de estar casado, este efecto es equivalente a una décima parte de los efectos de estar empleado frente a las personas en situación de desempleo.

Además, se demostró que cuando se comparan con otros factores que contribuyen a la satisfacción con la vida, vivir en un área verde tiene un efecto significativo.

Este tipo de comparaciones son importantes para las autoridades cuando se trata de decidir cómo invertir los escasos recursos públicos como en el desarrollo o mantenimiento de un parque y averiguar qué obtendrá por la inversión.

Esta investigación puede ser importante para los psicólogos, funcionarios de salud pública y los planificadores urbanos que estén interesados en aprender acerca de los efectos que la planificación de las ciudades puede tener en la salud y el bienestar de la población.