Seleccionar página

Centro Conacyt realiza pruebas para identificar cuáles son los principales daños a las fibras y mejorar sus propiedades para que los chalecos antibalas sean más seguros.

Chalecos antibalas

El Laboratorio de Caracterización Mecánica de Fibras del Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav), Unidad Chihuahua analizó las propiedades de las fibras poliméricas naturales y sintéticas, cerámicas y metálicas, que han sido empleadas en la fabricación de chalecos antibalas y otras prendas.

Las fibras son analizadas a nivel de su estructura interna mediante técnicas como microscopía electrónica de transmisión y de barrido, análisis térmico y difracción de rayos X, a fin de esclarecer los mecanismos de ruptura y en dado caso mejorar sus propiedades mecánicas mediante la aplicación de algún tratamiento, indica el doctor José Martín Herrera Ramírez, responsable de este laboratorio en el Cimav.

chalecos-antibalas-02

Han sido analizadas fibras poliméricas naturales como seda de gusano, seda de viuda negra, henequén y celulosa; poliméricas sintéticas como el nylon, PET, Kevlar, Twaron y polietileno; cerámicas como carbono, vidrio y carburo de silicio, y metálicas como acero, cobre y aluminio.

Los ensayos a realizar en una fibra, deben diseñarse simulando las condiciones del lugar en el que serán empleados. , explicó el doctor Herrera Ramírez.

“De esta manera podemos predecir su comportamiento, la duración de vida y deterioro de propiedades, que repercutirán en las propiedades balísticas de este tipo de fibras”, indicó.

 

Vía iNGENET, el portal de la ingeniería mexicana. ¡Visítanos y forma parte de la Comunidad!