Seleccionar página

Real Madrid comienza con un triunfo una nueva campaña, al llevarse la Supercopa de Europa, gracias a un doblete de Cristiano Ronaldo frente al Sevilla.

real madrid supercopa europa

Los “merengues” se llevaron el primero de los seis títulos que disputarán, la segunda Supercopa europea en la historia del club.

Ronaldo abrió el partido a la media hora conectando un largo pase de Gareth Bale y sentenció el duelo poco después del descanso con un remate cruzado que ajustó las cuentas con su compatriota Beto, el portero sevillista, que en la primera parte le había ganado un mano a mano.

Ancelotti sacó al campo toda su artillería de inicio sin tener en cuenta posibles carencias físicas ni falta de engranaje en los mecanismos del equipo de los nuevos fichajes.

El alemán Toni Kroos se erigió como organizador en su debut con la camiseta blanca junto a James Rodríguez, el fichaje más caro de este verano en el Madrid, algo más adelantado por el centro al inicio y escorado a la izquierda en algunos tramos del duelo.

Ante la amenaza de ese Real Madrid, el Sevilla se plantó en el césped dispuesto a resistir a base de una trabajada organización defensiva y confiado en que Carlos Bacca, en punta, podría sorprender a Iker Casillas.

Al colombiano sin embargo, le faltaban algunos kilómetros en las piernas en la pretemporada, y finalmente era Vitolo quien más corría para tratar de alcanzar los balones largos que enviaba el Sevilla a la espalda de Modric y Kroos.

Más allá de una llegada por la izquierda del español a los 20 minutos, que propició un desliz de la defensa blanca y que obligó a Casillas a despejar con los puños un balón cruzado pegado al palo, los sevillistas apenas inquietaron a la defensa que actuaba como local en el Cardiff City Stadium.

El Real Madrid, que entró al campo con la ‘Décima’ en las manos de Casillas, se retiró tras la celebración de un nuevo título.