Seleccionar página

Vladimir Putin, presidente ruso, anunció el día de hoy el envío de un convoy humanitario sin escolta militar al este de Ucrania.

RusiaConvoyH

Vladimir Putin, presidente ruso, anunció hoy el envío de un convoy humanitario sin escolta miliar al este de Ucrania después de haber denunciado las consecuencias de la ofensiva ucraniana contra los bastiones separatistas que fueron intensamente bombardeados. Los países occidentales se oponen rotundamente a esta iniciativa ya que temen que sirva de pretexto para una intervención militar.

 

Putin le comentó al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso a través de una llamada telefónica que Rusia va enviar un convoy humanitario a Ucrania en colaboración con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

 

El portavoz de Putin mencionó que no habrá una escolta militar ya que la misión fue acordada con Kiev. Barroso advirtió al jefe de Estado ruso sobre el riesgo de emprender cualquier tipo de intervención en Ucrania.

 

Según datos de la OTAN, el número de soldados en la frontera aumentó a unos veinte mil la semana pasada. Pero ante eso, el jefe de diplomacia rusa afirmó que Moscú acordó con Kiev todos los detalles para una acción humanitaria aunque el ministro de exteriores y el presidente ucraniano dijeron que desconocían dichos detalles.

 

El día de hoy el ejército ucraniano prolongó el cerco a los bastiones separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk al cortar las carreteras que unen las dos ciudades además de que un centenar de presos escaparon de una cárcel de alta seguridad bombardeada.

 

El presidente Petro Poroshenko dijo estar dispuesto a aceptar una misión humanitaria en la ciudad de Lugansk con la condición de que sea internacional, no armada y que pase por los puestos fronterizos controlados por Kiev.

 

La Unión Europea prometió apoyar esta iniciativa con la concesión de 2.5 millones de euros de ayuda humanitaria.