Seleccionar página

Dentro del estado de cosas que abarca el campo de las ciencias sociales y humanas, está la pedagogía, cuyo objeto de estudio son los fenómenos relacionados con la educación desde un enfoque socio cultural. Esta ciencia se apoya de otras disciplinas como: historia, la sociología, la psicología y la política, para comprender el contexto y la aplicación social de esta materia.

img_banner_lic_pedagogia

El pedagogo debe poseer una visión amplia y pluralista; primero porque debe observar los fenómenos educacionales desde diversas perspectivas, llámense sociales, políticas, religiosas o psicológicas; se apela a que sea plural porque no debe hacer distinciones raciales, debe resolver los conflictos con versatilidad y ser abierto en los procesos de enseñanza.

El profesionista de esta disciplina trabaja bajo un análisis crítico y reflexivo de la actualidad de la educación a través de fundamentos teóricos, sustentado en metodologías específicas y técnicas especiales. Su labor no se circunscribe solamente a la docencia, sino que involucra la planeación y gestión de planes educativos particulares, creación de materiales didácticos, asistencia del educando con problemáticas de aprendizaje y se dedica al diseño de programas que impulsen el desarrollo educacional de las entidades para fines sociales.

La pedagogía se aplica a materias en particular, es decir no se aplican los mismos métodos para todas las disciplinas, ahí radica la importancia de los pedagogos: en que el actor de esta materia debe construir métodos adecuados para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, ciencias naturales o ciencias humanas, por mencionar algunos ejemplos.

En la actualidad su labor es la aplicación de la pedagogía al uso de las tecnologías de la información y la comunicación, adaptarse a los formatos de éstas a fin de hacer de la educación un proceso interactivo, cuya enseñanza no esté ceñida a un aula de clases sino que tenga accesibilidad independientemente del lugar donde las personas se ubiquen.