Seleccionar página

Hace escasos dos meses, el Puente de las Artes que cruza sobre el río Sena en el centro de París, fue cerrado después de que colapsó una reja de metal cargada con miles de candados que habían dejado parejas de enamorados.

selfie del amor

Los candados comenzaron a aparecer en los puentes de París y otras ciudades europeas hace más de cinco años, los cuales eran dejados por personas que buscaban simbolizar lo duradero de su amor; muchos de ellos grabados con los nombres de ambas personas y los amantes suelen lanzar las llaves al río.

Debido a ese incidente, las autoridades parisinas se encontraron en un dilema, pues temían que algo similar pudiera pasar poniendo en peligro a la gente que visita el puente, además de haber recibido solicitudes para reprimir la práctica por razones estéticas más que de seguridad; pero por otro lado, también se mostraban reacias a adoptar medidas más duras debido a que esto podría producir un daño en el turismo en la ciudad y su reputación como “ciudad del amor”.

Ante este panorama, la alcaldesa de París invitó a los ciudadanos a “un debate abierto sobre el fenómeno de los ‘candados del amor’ con la perspectiva de encontrar alternativas”, incluso, pidió al encargado de asuntos culturales de la ciudad publicar a través de Twitter el deseo de encontrar una opción que fuera viable y que respondiera a una necesidad real que es la de sustituir todo el peso de los candados para evitar un nuevo accidente.

Al parecer ya hay una propuesta y es la de cambiar los “candados del amor” por “selfies del amor”. Y es que las autoridades han visto en el fenómeno de moda la manera de invitar a los visitantes a inmortalizar su amor, pero de una manera que no afecte más el puente.

De esta forma, desde este lunes, se ha dispuesto en las orillas del puente varios letreros en los que se anima a las parejas a ya no poner más candados, pues los puentes parisinos “no pueden resistir tanto amor” y es necesario instaurar una nueva costumbre: publicar su autorretrato en Internet a través de la página web “lovewithoutlocks.fr” o en Twitter bajo el hashtag #lovewithoutlocks.

La propuesta de las autoridades locales también incluye poder cambiar las actuales barandillas por instalaciones que no permitan colgar los candados en ellas a largo plazo, pues actualmente, la alcaldía se ha visto obligada cada cuando, a retirar los cerrojos para no poner en peligro la estabilidad de la estructura por la que pasan cada día miles de transeúntes.