Seleccionar página

Conocido durante el siglo XIX como San Agustín de las Cuevas, Tlalpan fue el sitio ideal para la construcción de conventos, seminarios, la Universidad Pontificia, sanatorios y hospitales. Su centro histórico resulta un deleite, cuyo atractivo lo constituyen sus calles empedradas y sus construcciones antiguas. 

casa de moneda tlalpan

Precisamente, en la esquina que forman las calles de Moneda y Juárez, en el centro de Tlalpan, se levanta una hermosa edificación construida en 1590 como hospicio de los misioneros dieguinos, y a la que muchos años después se conocería como “Casa de la Cadena”, habitada por don Lorenzo de Zavala, quien promovió a San Agustín de las Cuevas como capital del Estado de México, entidad de la que era gobernador.

Antes de que funcionara como Palacio de Gobierno, se estableció por decreto del Congreso la Casa de Moneda, que trabajó de febrero de 1828 a julio de 1830.

De esta manera, Tlalpan ganó varios de los grandes edificios que tiene y aumentó su popularidad como una población de recreo para las personas acomodadas de la capital federal. Además, era una de las puertas de la Ciudad de México, por lo que en 1847 fue una de las poblaciones tomadas por el ejercito de Estados Unidos durante la intervención norteamericana, pero no avanzaron por la calzada al ver que estaba rodeada de agua y zonas pantanosas.

Una década después, durante la guerra de Reforma, este lugar sirvió como cuartel de las tropas juaristas, a pesar de que Tlalpan continuó siendo un sitio de esparcimiento. Entre 1865 y 1866, en esta casa se hospedó la mismísima emperatriz Carlota Amalia.

De este período, se conserva la magnífica fachada almenada y decorada con relieves en argamasa que representan motivos florales y en la esquina, un águila bicéfala, emblema de los Habsburgo. Las puertas de grandes dimensiones para que entraran los carruajes tirados por caballos tienen portadas con jambas adosadas y cerramientos en cantera, pretil almenado a cada lado del eje central, un entablamiento ricamente decorado como remate y una venera sobre la cual se encuentra una placa en la que debió existir un escudo adornado con una cenefa con motivos en forma de fuente y brocal. Las ventanas presentan entablamientos con adornos labrados en cantera.

En épocas posteriores, el edificio no escapó al ambiente de luchas armadas que vivió el país. Así, de 1914 a 1915, en pleno periodo revolucionario, fue cuartel de las tropas zapatistas. De 1921 a 1924, la hicieron edificio de jurados y, a partir de 1935, fue el cuartel que vigilaba la carretera a Cuernavaca.

interior casa de moneda tlalpan 2

Finalmente, en 1957, el histórico edificio fue reconstruido y remozado para albergar la Escuela Secundaría Núm. 29, “Miguel Hidalgo y Costilla”.

Hoy luce a plenitud sus 4 mil metros de estilo y belleza que lo hicieron pieza histórica al cuidado del Instituto de Antropología e Historia (INAH).

Con vida renovada, le toca a la Secundaria Miguel Hidalgo (dirección, maestros, empleados y alumnos) salvaguardar un patrimonio arquitectónico e histórico que enorgullece a muchas generaciones de tlalpenses.