Seleccionar página

Nunca antes una fotografía había generado tanta polémica, como en la que aparece un macaco crestado negro. La imagen ha desatado un pleito entre Wikimedia, la organización que gestiona Wikipedia; y el fotógrafo dueño de la cámara que reclama los derechos de la imagen.

selfie macaco-gr

David Slater, fotógrafo de British Nature, estuvo en Indonesia en 2011. Tratando de sacar una imagen perfecta del macaco negro, uno de los animales tomó la cámara y se sacó cientos de selfies. Aunque la mayoría de las fotos eran malas, algunas resultaron perfectas, como el famoso autorretrato que recorrió el mundo y que fue subido a Wikipedia.

El problema es que la enciclopedia digital la subió a una colección de imágenes gratuitas para que la gente pueda utilizarlas sin cargo, algo que no le agrada a Slater, que reclama los derechos de autor de la foto.

“La imagen me pertenece, pero como fue el mono el que pulsó el botón y tomó la foto, Wikimedia dicen que es el mono el titular de los derechos de autor”, dijo el fotógrafo en declaraciones a la prensa británica. El artista pidió de diversas maneras que la imagen fuera borrada porque “le está haciendo perder dinero” y considera que ha perdido una fortuna por no poder vender la imagen, por lo que está considerando llevar el asunto a los tribunales.

La historia se conoció cuando la Fundación Wikimedia hizo público su primer informe de transparencia en el que enumera las demandas de supresión de archivos por diferencias sobre los derechos de autor. Una portavoz de Wikimedia dijo que bajo la ley estadounidense la foto no pertenece a Slater.

“Los derechos de autor no pueden estar en manos de algo no humano. En este caso particular, los derechos de autor no pertenecen a nadie y el archivo es de dominio público. No pertenecen al mono pero tampoco al fotógrafo”, argumentó.