Seleccionar página
El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) dijo que en el mundo quedan poco más de 3 mil tigres en libertad, cuando hace un siglo eran más de 100 mil. Advirtió que si no se hace nada para remediarlo, esta especie podrían extinguirse.
tigres

Estos felinos son muy valorados porque varias partes de su cuerpo se usan para producir medicamentos prescritos en la medicina popular asiática. En los últimos 14 años se confiscaron 1590 tigres asesinados para ser convertidos en medicamentos.

En la “Cumbre del Tigre” del 2010 en San Petersburgo, los países donde habita el tigre se comprometieron al objetivo Tx2 – duplicar la población de tigres hasta el 2022 – ya que se calculó que la población de tigres en libertad era de apenas 3,200 individuos.

La caza furtiva es la mayor amenaza de los tigres actualmente. Además del marfil y los cuernos de rinoceronte, las partes de tigre tienen una alta demanda en Asia. Las estadísticas de TRAFFIC, la red de monitoreo del comercio de la vida silvestre, muestran que al menos 1590 tigres fueron capturados entre enero 2000 y abril 2014. Esto representa un promedio de dos por semana.

WWF está haciendo un llamado a países para realizar sus censos urgentemente. Los conteos sistemáticos nacionales toman de 6 a 12 meses de planificación y mínimo un año en ser completados, por eso estos estudios deben iniciar ahora para que en 2016 se cuente con una cifra internacional actualizada sobre la población total de tigres.

Los individuos son identificados a partir de sus rayas que son tan únicas como huellas digitales humanas. Los censos revelan poblaciones de tigres, locaciones y tendencias. En el pasado, los conteos han revelado a tigres viviendo fuera de áreas protegidas o movilizándose entre áreas protegidas a través de corredores anteriormente desconocidos. Tener esta información permite a los gobiernos enfocar efectivamente sus esfuerzos anticacería.

Desafortunadamente, los tigres están en peligro: la población ha caído en un 97% en los últimos 100 años. WWF fue una de las fuerzas que impulsó la “Cumbre del Tigre” y permanece como el motor principal detrás de el objetivo global Tx2.