Seleccionar página

En julio, la inflación siguió la tendencia esperada por las autoridades y los analistas al cruzar el umbral superior del rango de entre 2 y 4% pronosticado por Banco de México.

INFLACION EN MEXICO

Al cierre del mes pasado, la inflación mexicana, tras registrar un crecimiento de 0.28% en julio, se ubicó, en términos anuales, en 4.1%.

El alza de los precios del mes pasado fue superior a la anticipada por los economistas encuestados por Banco Nacional de México, o Banamex, de 0.25%. El aumento provocó que la inflación anual pasara así de 3.75% en junio a 4.1% el mes pasado, sobre todo porque en 2013 los precios en julio cayeron 0.3%.

Esta es la primera vez que la inflación sobrepasa el rango de 4% desde febrero cuando la inflación anual se situó en 4.21%. Además, la inflación se ubica ya un punto porcentual por arriba de la meta del banco central de 3%.

La inflación anual con dos dígitos fue de 4.07% y estuvo también un poco por arriba de la esperada por los expertos de 4.05%.

El hecho de que la inflación superara los pronósticos y de que se ubique por arriba del rango superior podría dar origen a críticas sobre la decisión que tomó Banco de México en junio de recortar su tasa de referencia de 3.5 a 3%.

Si la inflación para el último trimestre del año no regresa a un nivel cercano a 3%, las autoridades de la banca central podrían tener que tomar otras medidas para asegurar a los inversionistas y consumidores que la inflación está bajo control, como lo está ahora y lo ha estado a lo largo ya de varios años.

Claro que al mismo tiempo los analistas también confían, como Banco de México, que la inflación regresará a esos niveles para finales de este año.

“Seguimos considerando que la reciente tendencia al alza en la inflación anual será parcialmente revertida”, escribió Arturo Vieyra, economista con Banco Nacional de México (Banamex), en un reporte. “La inflación anual tocó su piso en niveles de 3.5% en el bimestre abril-mayo, a partir de junio inicia su ascenso. Estimamos que la inflación general se mantendrá rondando el 4.0% en los meses siguientes, para finalizar el año en 3.7%, una vez que se disipen los factores que originaron el alza reciente”.

Incluso, las expectativas sobre el cierre inflacionario para este año han venido cayendo a lo largo de 2014, tanto en la encuesta de Banamex, que en su última entrega predijo que la inflación cerraría 2014 en 3.84%, como en la de Banco de México, que arrojó una inflación esperada para diciembre de 3.78%.

Ambas predicciones son las más bajas del año para ambas encuestas, una quincenal, la primera, y la otra mensual, la segunda.

El alza en los precios de julio fue provocada principalmente por el aumento en los productos agropecuarios, en los servicios, en las tarifas eléctricas y por las alzas de la gasolina y otros combustibles, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en un comunicado.

En julio de 2013, la inflación anual estuvo poco más de medio punto porcentual por abajo del nivel actual, 3.47%.

Por lo que se refiere a la evolución de la inflación subyacente, el indicador que mide el movimiento de los precios no volátiles, ésta registró una aceleración de 0.19% en julio, un avance ligeramente mayor al previsto por la encuesta de Banamex de 0.17%.

El año pasado, la inflación subyacente avanzó en julio 0.03%.

Así, la inflación subyacente anual subió de 2.50% en julio de 2013 a 3.25% en julio de este año, por arriba de la meta inflacionaria de 3% del banco central, pero escasamente superior a la esperada de 3.24%, de acuerdo con la encuesta de Banamex.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx