Seleccionar página

El agua es la vida. Los desiertos son regiones aisladas donde el agua es el más exquisito de los recuerdos; sin embargo, en ellos llegan a existir pequeñas áreas de vegetación que rodean a un manantial o fuente de agua, mejor conocidos como oasis.

laguna tunez

Cuando escuchamos esa palabra, lo primero que se nos viene a la mente es una imagen un tanto caricaturesca donde hay un pequeño brote de agua con una palmera que da una buena sombra para ocultarse del sol, pero más allá de esto, en el desierto de Tunez ocurrió un suceso realmente extraño, pues en medio de la zona árida apareció un lago, donde por efecto directo se improvisó una playa para cientos de personas que buscan escapar del calor.

El hallazgo ha dejado boquiabierto a los habitantes de la zona, ya que además del brote de agua, el color de la misma cambió de azul a verde.

En las fotografías y videos que ya circulan por la red puede verse la felicidad de los vecinos de la zona por la aparición de la “piscina natural”.

No obstante, las autoridades han pedido prudencia y han advertido que el agua podría estar contaminada o ser cancerígena. “El cambio de color es signo de que el agua está estancada, lo que significa que es un perfecto caldo de cultivo para parásitos y enfermedades”, explicó la Oficina de Seguridad Pública de la ciudad de Gafsa.

Hasta el momento, se desconoce cómo surgió el lago, que alcanza una profundidad de entre 10 y 18 metros, pero la principal teoría es que un temblor fracturó una capa de roca que contenía el agua, permitiendo que ésta fluyera.

Según medios, tres semanas atrás, un grupo de pastores de la zona encontraron el lago y no podían creerlo. “Luego de varias horas en el camino sin detenerme, honestamente creí que estaba alucinando. No sé mucho de ciencia y creí que era magia, algo sobrenatural”, dijo uno de ellos.

Las autoridades continuarán con las líneas de investigación para saber si el agua puede ser cancerígena, ya que en la zona hay muchas minas de fosfato, extremadamente radiactivo.