Seleccionar página

Vladimir Putin implementó nuevas sanciones contra Estados Unidos y la Unión Europea, por lo que prohibió por un año las importaciones desde los países que secundaron los castigos económicos contra Moscú debido a la crisis ucraniana. 

VladPutRus

El mandatario ruso, Vladimir Putin, respondió el día de hoy ante las sanciones adoptadas por Estados Unidos y la Unión Europea por el papel que Rusia ha tenido en el conflicto ucraniano, al prohibir por un año las importaciones de los países que secundaron estas sanciones.

Después de que por varias semanas, Putin advirtió con responder antes las sanciones impuestas a Rusia, el día de hoy emitió un decreto que prohíbe las importaciones de productos agrícolas, materias primas y alimentos procedentes de los países que secundaron las sanciones contra altos funcionarios, bancos, empresas y petroleras rusas.

Este decreto contempla la adopción de medidas económicas especiales para garantizar la seguridad de la Federación Rusa.

Estas sanciones afectarán a clases específicas de productos agrícolas, materias primas y alimentos, lo que podría perjudicar principalmente a la Unión Europea, ya que exporta demasiada carne, frutas y verduras al mercado ruso.

Rusia es tradicionalmente un país importador de productos agrícolas y alimenticios de países de su entorno. Los países que recibirán las sanciones serán los que hayan tomado decisiones sobre sanciones económicas contra personas físicas o jurídicas rusas.

Aunado a esto, el pasado 1 de agosto, Moscú realizó un embargo a la importación de soja, maíz y girasol de Ucrania, cuya economía depende en gran medida del comercio con Rusia.