Seleccionar página

Dentro de Coyoacán, se encuentra una añeja casona edificada a fines del siglo XIX con varios símbolos históricos, que actualmente es la Casa de la Cultura “Jesús Reyes Heroles”, nombre que lleva en honor del reconocido historiador y politólogo.

casa-de-la-cultura-reyes-heroles

Justo enfrente de la plaza de Santa Catarina, sobre la calle de Francisco Sosa, se encuentra este lugar, cuya historia se remonta a la época precolombina, cuando era denominado Izotitlán.

Durante la época colonial, en el sitio que ocupa el recinto cultural existió una fabrica de papel. Se piensa que la parte más antigua del edificio se construyó alrededor de 1780.

Durante el México independiente y la primera mitad del siglo XX, el lugar fue propiedad de la familia Espinoza Monteros y, más tarde, pasó a ser de Don Francisco Armida, quien conservó el casco original de la casa y la vieja cruz atrial de tezontle y motivos indígenas, fechada en 1786, la cual se piensa perteneció a un convento franciscano.

Los grandes cambios llegaron en la década de los cuarenta, cuando la familia Armida comenzó a ampliar la casa para poder alojar a todos sus miembros, respetando siempre el viejo estilo colonial.

La misión cultural de la casa comenzó en julio de 1985, cuando el gobierno del entonces presidente Miguel de la Madrid donó la edificación y los terrenos para que se fundara una casa de cultura.

casa_cultura_reyes_heroles2312

El sitio cuenta con tres galerías de arte, la primera lleva el nombre de “Alfredo Ramos Martínez”, en honor del pintor impresionista regiomontano; la segunda fue llamada “Guillermo Kahlo”, en memoria del famoso fotógrafo porfiriano; y la tercera, “Miguel Álvares Acosta”, recuerda al ilustre potosino y promotor incansable del arte en México. En ellas, se organizan periódicamente exposiciones de artes plásticas de artistas nacionales y extranjeros.

También hay una vistosa cocina mexicana forrada de talavera poblana y tiene dos grandes espacios para usos múltiples como el Salón “José María Morelos”, en reconocimiento al llamado “Siervo de la Nación”; y el Salón “Salvador Novo”, en honor al poeta, ensayista y literato coyoacanense, impulsor de la cultura mexicana, cuya vida y obra marcó el ambiente artístico del México de mediados del siglo XX. En estos espacios tienen lugar presentaciones de libros, conferencias, mesas redondas, así como recitales y conciertos.

Entre 2004 y 2005, las instalaciones fueron remodeladas y rehabilitadas para poder seguir dando a los usuarios un buen servicio.

 

Ana E. Martínez-Gracida Núñez

Twitter: @Moroccotopo77