Seleccionar página

La caspa es un molesto problema que afecta a millones de hombres y mujeres en todo el mundo, convirtiéndose en una causa de baja autoestima, timidez, complejos, etc. La gente que la padece busca las soluciones que le ofrece la publicidad, pero éstas no siempre tienen éxito.

caspa

La caspa no sólo es un problema de salud sino también estético que salta a la vista por la presencia de escamas blancas en la ropa, sobre todo en la parte de los hombros, pero afortunadamente ya hay excelentes alternativas para combatirla y mantenerla a raya.

La caspa produce resequedad del cuero cabelludo, picazón y escamas blancas; generalmente para tratarla se utilizan champús con ingredientes anticaspa, pero a veces, al terminar el producto, la caspa vuelve. Así, si sufres de caspa, te mostraremos cómo combatirla con algunas recetas naturales, que te ayudarán a deshacerte de esa molesta condición y te ahorrarán el hacer tratamientos con productos costosos. 

– Áloe vera: El áloe vera le va a añadir humectación extra a tu cuero cabelludo y ayuda a reparar los daños. Para combatir la caspa, debes utilizar el gel puro directamente sobre el cuero cabelludo y masajear durante cinco minutos. Déjalo durante toda la noche y lava tu cabello por la mañana con un champú suave.

– Vinagre: 30 minutos antes de lavarte el cabello, realiza un masaje con vinagre de sidra de manzana y déjalo reposar; luego lava tu cabello con un champú suave.

– Cambios en el estilo de vida: Algunos de tus hábitos regulares pueden no ser tan saludables para tu cuero cabelludo. Asegúrate de seguir una dieta equilibrada, con pocos alimentos ácidos y aumentar los alimentos ricos en vitaminas y en proteínas vegetales. Utiliza agua tibia para el lavado del cabello y para enjuagar agua fría para reactivar la circulación sanguínea y fortalecer la piel del cuero cabelludo; y por último, cepíllate el cabello regularmente para evitar que el hongo vuelva a aparecer.

– Reduce el uso de algunos productos: Si usas constantemente mousse, crema para peinar, gel, entre otros; estos pueden ser los causantes de tu caspa, pues acumulan aceites en tu cuero cabelludo.