Seleccionar página

El día de hoy, el gobierno cubano acusó a Washington de provocar situaciones de desestabilización después de que el gobierno estadounidense reconoció que quiso promover cambios políticos en la isla. 

Cubajóvenes

Cuba acusó a Estados Unidos de provocar situaciones de desestabilización, un día después de que Washington aceptara que envió a jóvenes latinoamericanos a Cuba para promover la democracia en la isla, bajo la cobertura de programas cívicos y de salud.

La cancillería cubana mencionó en una declaración que con estas afirmaciones se confirma que Estados Unidos tiene interés en desestabilizar Cuba para provocar cambios en su orden político, al igual que los planes subversivos del gobierno de Estados Unidos contra Cuba.

El programa implementado por Estados Unidos busca impulsar la organización de grupos opositores al gobierno comunista de La Habana. Ese programa fue desarrollado por la USAID, la agencia del gobierno estadounidense para la asistencia internacional, que impulsó actividades culturales, limpieza en las comunidades y siembra de árboles, además de impartir talleres sobre prevención de sida.

Desde 2009 y durante dos años, la USAID envió una docena de jóvenes de Venezuela, Costa Rica y Perú a universidades cubanas para reclutar a líderes de movimientos contra el gobierno cubano.

Este programa continuó a pesar de que el contratista estadounidense Alan Gross fue arrestado en 2009 y condenado a quince años de prisión por contrabando de equipos de comunicación a la isla por encargo de una empresa contratada por la USAID.

La cancillería cubana dijo que es momento de que el gobierno de Estados Unidos cese todas sus acciones subversivas, ilegales y encubiertas contra la isla.