Seleccionar página

En Liberia, la gente ha llegado al grado de abandonar en las calles los cuerpos de las víctimas mortales de este virus.

ébolaÁfricaluch

En Liberia, familiares de víctimas del ébola no hicieron caso a los órdenes de cuarentena impuestas por el gobierno y dejaron los cadáveres con el virus en las calles, mientras las autoridades de África Occidental tratan de imponer medidas duras para controlar este brote del virus que ya ha matado a 887 personas.

Lewis Brown, ministro de Información liberiano, comentó que algunas personas pueden haberse alarmado por las regulaciones que imponen la descontaminación de los hogares de las víctimas y el seguimiento de sus amigos y familiares, y tal vez por eso  decidieron dejar los cuerpos de la víctimas del virus en la calle.

En tanto en Nigeria, el primer caso de ébola se presentó a finales de julio y las autoridades informaron que ocho personas entraron en contacto con el estadounidense fallecido Patrick Sawyer, comenzando a mostrar señales de la mortal enfermedad.

La aerolínea British Airways decidió suspender sus vuelos en Liberia y Sierra Leona hasta fines de mes, ante las preocupaciones de la gente de ser contagiadas por este virus mortal.

Por otra parye, una misionera que contrajo el virus en África llegó ayer a Estados Unidos en condiciones graves, después de que tres días antes un colega había sido transportado a un hospital universitario de Atlanta.

Los dos están mejor después de haber recibido medicamento experimental, del cual se espera una pronta aprobación para ser empleado contra el ébola.