Seleccionar página

El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC acordaron hoy una serie de medidas y lineamientos para garantizar la presencia en los diálogos de paz de La Habana, Cuba, de delegados de las víctimas del conflicto interno.

Las FARC

Las delegaciones del gobierno de Colombia y las FARC difundieron este martes un comunicado conjunto sobre la asistencia de las víctimas cuando se comience a discutir el tema de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas, previsto para el 15 de agosto.

Las partes reiteraron la importancia de escuchar a las víctimas de todo el universo de violaciones a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH), sin discriminación alguna.

“Reconocemos que esta es una medida necesaria para la construcción de los acuerdos y les otorgamos la mayor trascendencia a estas audiencias. De ahí que sea fundamental, no sólo oír sus testimonios y propuestas, sino abrir espacios de diálogo y reflexión”, agregaron.

Los negociadores enfatizaron que las víctimas que lleguen a La Habana, “serán tratadas con respeto y bajo los principios de protección y reconocimiento”.

“El hecho de que sean escogidas víctimas directas del conflicto, no excluye la posibilidad de que esas víctimas pertenezcan a una organización y reflejen su punto de vista”, ahondaron.

“Hemos hecho énfasis a los organizadores en disponer de los mecanismos necesarios para que también puedan incluirse en las delegaciones a las víctimas que residan en el exterior, así como garantizar la participación efectiva de las mujeres”, precisaron.

Agregaron que en cualquier caso, “reconocemos que las delegaciones que vengan a Cuba no representan en su totalidad a los millones de víctimas que ha dejado el conflicto”.

Recordaron “que las audiencias en La Habana son un mecanismo más para garantizar la participación de las víctimas en el proceso. Antes de la realización de los foros de víctimas se habían recibido más de cuatro mil propuestas de víctimas y organizaciones a la Mesa de Conversaciones”.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen desde noviembre de 2012 pláticas de paz en La Habana, para buscar una salida política a más de cinco décadas de una guerra interna.

(ntx)