Seleccionar página

De manera inesperada, los consumidores mexicanos, quienes a lo largo de los últimos cinco meses registraron mejoras graduales y continuas sobre sus perspectivas personales y la evolución de la economía mexicana, se volvieron a tornar pesimistas el mes pasado.

confianza consumidor

En julio, la confianza del consumidor registró una caída de 2.5% contra el mes anterior, el segundo peor descalabro del año luego de que en enero ese indicador descendió 6.1% en términos desestacionalizados contra diciembre de 2013.

La diferencia con la caída de enero, es que esa se dio luego de cuatro caídas consecutivas, mientras que la de julio ocurre luego de cinco crecimientos consecutivos, que hacían pensar a muchos economistas que las mejoras que ha registrado el sector externo y la mayor actividad en materia de proyectos de infraestructura, junto con mayores envíos de remesas de los trabajadores mexicanos en el exterior, estaban modificando poco a poco las perspectivas de los consumidores mexicanos.

La caída de julio, que si bien podría ser un desempeño coyuntural, pone al menos a dudar sobre si el consumo privado mexicano podrá reactivarse en este segundo semestre del año, o si seguirá siendo el motor que sencillamente no enciende para impulsar un mayor crecimiento económico.

El descenso de julio es además preocupante dado que lo provocaron los cinco componentes del Índice de Confianza del Consumidor. Eso dice que la situación actual y futura de los consumidores, junto con sus expectativas sobre la situación económica presente y por venir, además de su capacidad de compra de un bien duradero, es hoy menos favorable que hace un mes.

Peor aún, el nivel de confianza en julio de 2014 comparado con el que tenían los consumidores en julio de 2013 es 7.6% menor, un nivel no visto desde febrero de este año cuando se ubicó en 11.4%.

Las ganancias que mes a mes se venían observado en términos anuales en materia de confianza del consumidor registraron el mes pasado un fuerte retroceso.

Así, los consumidores no sólo están hoy menos confiados sobre el devenir económico que el mes pasado, sino que incluso hoy su desconfianza es también mayor a la que tenían a lo largo de los meses de marzo, abril, mayo y junio, con respecto a 2013.

De manera desagregada y en términos desestacionalizados, los componentes del índice de confianza del consumidor se comportaron de la siguiente manera:

> el componente correspondiente a las situación económica de los miembros del hogares hoy comparada con la que tenían hace 12 meses reportó una caída de 3.9%,
> el rubro de las perspectivas económicas futuras de los miembros del hogar en 12 meses comparadas con las actuales descendió 2.7%,
> el segmento que mide la situación económica actual del país comparada con la que prevaleció hace 12 meses decreció 1.2%,
> el componente sobre la condición económica que tendrá México en los siguientes 12 meses bajó 4.1% en julio contra junio y,
> el rubro que mide las posibilidades que tienen hoy los consumidores para comprar un bien duradero, comparadas con las que tenían hace 12 meses, descendió 0.1%.

En términos anuales, los componentes del índice también cayeron y reflejan una confianza mucho menor a la que venían reportando los consumidores en los meses anteriores:

> la situación económica de los miembros del hogar hoy comparada con la de hace 12 meses en julio de este año contra la de julio de 2013 es 4.6% menor, el peor nivel desde enero y la primera caída en este rubro desde julio,
> la percepción de la situación económica futura de los hogares estuvo en julio de este año 6.3% por debajo de la que se tenía en el mismo periodo de 2013, también el peor nivel desde enero, pero en este caso el descenso 15 de manera consecutiva,
> por lo que respecta a la perspectiva de la situación económica actual comparada con la de hace 12 meses, bajó 8.9%, el peor nivel desde marzo y la caída número 10 consecutiva,
> sobre las expectativas futuras de la economía mexicana, los consumidores tienen hoy en una confianza 12% menor a la que tenían en julio de 2013, el descenso 14 consecutivo y el peor desde marzo, y
> por lo que se refiere al rubro de la capacidad de los consumidores para comprar un bien duradero, esa expectativa está hoy 5.7% por debajo de la de julio de 2013, la caída número 10 consecutiva.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx