Seleccionar página

La UCOL (Universidad de Colima) analiza la posible aplicación farmacológica de los compuestos sintéticos de la marihuana, para la regulación de presión arterial en personas con diabetes y arteriosclerosis e hipertensión.

hipertensión

Investigadores de la UCOL estudian el efecto de los canabinoides sintéticos (un compuesto químico) en el tono vascular con el fin de conocer sus mecanismos de acción y en un futuro puedan diseñarse nuevos fármacos que regulen la presión arterial.

La planta cannabis sativa (marihuana) contiene alrededor de 65 canabinoides, los cuales provocan diversos efectos, entre los cuales se encuentran los psicoactivos causados por el principal canabinoide en esta planta, el tetrahidrocanabinol.

Marihuana

Sin embargo, en la investigación de la UCOL se emplean canabinoides sintéticos que son regulados por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), los cuales son permitidos para realizar investigación.

El doctor Enrique Sánchez Pastor, titular de la investigación de la UCOL, precisa que los canabinoides ejercen su efecto principalmente por medio de receptores, que son proteínas que se expresan en la membrana celular de diferentes tejidos de diversos organismos, entre ellos los humanos.

receptores

En el caso de la presión arterial –añade- se conoce que los canabinoides dilatan las arterias, y la presión arterial disminuye. Por ello, al conocer los mecanismos de acción de los canabinoides, podrían diseñarse nuevos fármacos que disminuyan la presión arterial en patologías como la hipertensión.

“Con la investigación tratamos de dilucidar dichos mecanismos de acción de los canabinoides y los endocanabinoides, por lo que en modelos animales de laboratorio extraemos la arteria aorta (que sale del corazón), a fin de observar los efectos que la aplicación de canabinoides tiene sobre la tensión de dicha arteria.

presión

Además, en el laboratorio también se están realizando estudios en patologías como arteriosclerosis, diabetes e hipertensión inducida en animales. En la arteriosclerosis las arterias se tornan rígidas, y se ha observado que el efecto de los canabinoides es más acentuado que en animales sanos”, detalla el especialista de la UCOL. En el caso de modelo de diabetes se han registrado efectos similares con los canabinoides.

“Este tipo de investigación ayudará a conocer el modo de acción de los canabinoides, lo cual permitirá desarrollar fármacos que regulen el tono muscular eliminando los efectos secundarios que se han visto en animales de laboratorio; ya que en nuestro caso hemos observado que en ratas en las que se indujo diabetes, la administración de canabinoides las vuelve agresivas. Por lo que falta estudiar la posible correlación entre la diabetes y el estado agresivo presentado después de la administración de los canabinoides”, señala el especialista de la UCOL.

 

Vía iNGENET el portal de la ingeniería mexicana. ¡Visítanos y forma parte de la Comunidad!