Seleccionar página

El exlíder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) capitalino, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, promovió una demanda de amparo contra una probable orden de presentación y localización que le habría sido girada por la Procuraduría General de la República (PGR) la semana pasada.

gutierrez-de-la-torre

El Juez Décimo Segundo de Distrito en Amparo Penal del DF, Fernando Córdova del Valle, concedió a Gutiérrez de la Torre una suspensión provisional contra cualquier mandato privativo de su libertad. Además, le impuso el pago de una garantía de mil 500 pesos, de acuerdo con el órgano jurisdiccional.

El exfuncionario expuso que le habría sido librada una orden de presentación y localización el pasado lunes 28 de julio. El juez requirió dentro del amparo, con número de expediente 758/2014, a las autoridades ministeriales que le informen si existe o no la orden.

De existir tal orden, que tendría como objetivo presentar al acusado a comparecer ante las autoridades, el juez podría conceder la suspensión definitiva al priista.

Si el mandato no existe, el amparo será desechado.

El juez Córdova del Valle acordó que la fecha para celebrar la audiencia constitucional será el próximo 28 de agosto del 2014 a las 10:50 de la mañana, cita que se puede posponer en función de los informes que presente la PGR ante el juzgado de amparo.

El recurso legal fue presentado el pasado primero de agosto y aceptado, con la advertencia para ambas partes de que deben notificar al juzgador federal en caso de que la orden de presentación y localización girada en contra de Gutiérrez de la Torre haya dejado de tener efecto.

Cabe recordar que, a principios de abril, la periodista Carmen Aristegui reveló que el exdirigente encabezaba una supuesta red de prostitución de edecanes dentro del PRI-DF, lo que el priista negó señalando que ese era un asunto del que se le había acusado años atrás sin que se hubiera comprobado y descalificó las revelaciones tachándolas de ataque político.

No obstante, la dirigencia nacional del PRI tomó la decisión de separarlo de su cargo y el 12 de junio pasado, Gutiérrez de la Torre anunció su renuncia definitiva a la dirigencia del partido en la capital.