Seleccionar página

Una buena relación de pareja no solamente nos hará felices sino que también gracias a ella nos sentiremos más satisfechos y amados. Antes que nada, hay que tomar en cuenta que no podremos encontrar la relación perfecta, sino que tendremos que crearla.

pareja feliz atardecer

Aunque la soltería cada vez es un estilo de vida más socorrido, aún muchos siguen añorando en secreto o abiertamente, encontrar a esa “media naranja” con quien entablar una relación duradera. Sin embargo, el conseguirla es sólo el comienzo de la ardua labor que implica mantener una relación entre dos seres humanos, que por más cosas que tengan en común siguen siendo bastante diferentes en muchos aspectos.

Si estamos comenzando una nueva relación o queremos asegurarnos de que la que tenemos perdure, estos sencillos consejos nos ayudarán a mantener una buena relación de pareja.

– Saber perdonar: Para que una relación funcione, hay que perdonar y olvidar las cosas malas del pasado. El perdón tiene dos etapas: el inmediato, que es verbal; y el más difícil y largo que es olvidar. Una pareja que mira hacia el futuro, tiende a adoptar posiciones moderadas y conciliadoras.

– No sacar la lista de agravios: Evitemos echarle en cara a nuestra pareja esa colección de pequeños y grandes errores, defectos y fracasos que se acumulan tras un tiempo de convivencia. Este inventario de cosas negativas es muy destructivo e impide el diálogo.

– Estar bien con uno mismo: Para ser feliz hay que saber lo que uno quiere y espera de la vida. La persona inestable, sin valores, poco realista y básicamente insatisfecha, difícilmente puede establecer una relación de pareja sólida y madura.

– Huir del aburrimiento: La monotonía es el peor enemigo de las relaciones. La vida de una pareja debe estar llena de proyectos compartidos. Esto le da sentido a la vida en común. Una pareja sin proyectos es como una película sin argumento.

– Evitar discusiones innecesarias: Acostumbrémonos a callar en los momentos difíciles. La discusión que sólo sirve para descargar una bronca, pero que no apunta a lograr una solución, es negativa. Tratemos de charlar más y discutir menos.

pareja vías del tren

– Controlar lo que se va a decir: Cuidado con los momentos de enojo, los insultos y las palabras fuertes. Pueden abrir heridas que no se olviden en muchos años. Si sentimos que vamos a explotar, mejor dejemos la discusión para otro momento.

– Usar la voluntad: Es imprescindible educar la voluntad. En una pareja, hay que estar siempre dispuesto a dar aunque no se obtenga gratificación inmediata.

– No olvidemos la individualidad: Antes que ser pareja, somos personas. Pensemos en nosotros como lo más valioso y no permitamos que otros, ni siquiera nuestro amor, tengan prioridad antes que nuestra propia estabilidad y satisfacción. Puede parecer un poco egoísta, pero solo si somos felices, podremos hacer felices a otros.