Seleccionar página

El problema de la cobertura en educación superior no es de una o dos universidades, es de todos, es de México; pensar lo contrario es “tener una enorme miopía”, aseveró el rector de la UNAM, José Narro Robles.

narro1

“No es de las instituciones, no es de un asunto de voluntad, es problema en México y América Latina de los gobiernos nacionales, regionales y locales, de estados y municipios, en el caso de nuestro país”, enfatizó.

Sostuvo que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha emprendido un esfuerzo extraordinario para aumentar la matrícula, pues “en los últimos siete años hemos incrementado en más de ocho mil lugares la oferta de primer ingreso a licenciatura” y el total de la matrícula aumentó casi 40 mil lugares, lo que constituye un esfuerzo que a la UNAM y al rector les da autoridad moral para decir que “nosotros hemos cumplido”.

Narro Robles consideró también necesaria la creación de nuevas universidades como la UNAM. Dijo que la universidad del siglo XXI necesita “un sistema universitario que haga esfuerzos por incrementar la cobertura, esto implica buscar equidad”.

“Pensar que sólo tres o cuatro de cada 10 jóvenes puedan ir a la universidad nos pone en desventaja. El sistema universitario en Latinoamérica del siglo XXI tiene que ser un sistema que se preocupe por la cobertura, por la búsqueda de equidad, porque mujeres, indígenas, por ejemplo, puedan tener mayor acceso a la educación superior”, aseveró.

En otro tema, el rector de la UNAM reconoció que los índices de eficiencia terminal en la máxima casa de estudios “no son tan buenos como quisiéramos”, problema que, dijo, no sólo es de las universidades mexicanas o latinoamericanas, sino de países europeos.

Para frenar la deserción, consideró que debe garantizarse que los estudiantes lleguen al nivel superior con una mejor formación, calidad en la educación previa, que se cumplan los pre requisitos que se necesitan y asegurar que los jóvenes tengan información profesional, vocacional, que les permita seleccionar adecuadamente su carrera.

Además, mejorar desde la estructura académica los planes y los programas para darles mayor flexibilidad, “no para rebajar la calidad”, y asegurar a los jóvenes una mayor cantidad de proyectos que les permitan complementar la enseñanza del aula añadió Narro Robles.

Es preciso, aseveró el rector Narro, mejorar los sistemas de evaluación, a fin de que sean más controlables, pues a veces hay una enorme disparidad por la forma en que califican los profesores, por lo que es preciso asegurar que se pone en el centro del interés y de la atención a los estudiantes.

(ntx)