Seleccionar página

Hoy en día, ir a dormir se convierte en toda una odisea con distracciones como el internet, la televisión, el estrés y el ritmo de vida que llevamos, lo cual afecta notablemente nuestros patrones de sueño, lo que a la larga traerá consecuencias para nuestra salud.

TodoMalGordo

A pesar de que cada organismo es diferente, necesitamos horas mínimas de sueño. Por ejemplo, los bebés deben dormir de 14 a 15 horas, los niños pequeños de 12 a 14 horas, los niños que comienzan a ir a la escuela entre 10 y 11 horas, los adolescentes de 8 a 10 horas y, por último, los adultos de 7 a 9 horas. Es indispensable que los niños duerman lo suficiente para su pleno desarrollo físico y mental.

Se sabe que la gente que tiende a dormir poco y a deshoras sufre a la larga enfermedades como diabetes, males cardiacos, obesidad, depresión, falta de memoria y un débil sistema inmunológico. No nos imaginamos todo lo que pasa en nuestro cuerpo cuando dormimos.

Pocos lo saben, pero la falta de sueño es un gran factor para la obesidad, ya que promueve las ganas de comer y generalmente los antojos son de cosas que engordan como comida chatarra.

Si eres de las miles de personas a las que les cuesta mucho trabajo dormir, te recomendamos antes de ir a la cama relajarte, tomatre un té de manzanilla o tila, estirarte e intenta oler lavanda, o bañarte antes de dormir ya que eso te relajará.

Debes apagar todos tus aparatos; celular, televisión, ipod, todo. Procura estar completamente a oscuras para que sea más fácil conciliar el sueño.