Seleccionar página

Por lo general, entre mujeres siempre buscamos el consuelo de nuestras amigas cuando estamos pasando por un truene amoroso.

amiga consolando

Cuando vemos a una amiga triste o preocupada, tratamos de hacerla sentir mejor, mostrarle que su problema no es tan serio o decirle algo que la ayude a procesar lo que le sucedió.

Sin embargo, cuando nos encontramos con una amiga hablando de una ruptura amorosa, discutiendo sobre su relación u opinando sobre algo que le preocupa, es importante no caer en algunas frases comunes ni tampoco creerlas si estamos del otro lado, por lo que debemos evitar las siguientes:

– “Probablemente esté muy ocupado”: Si bien es una frase que busca reconfortar a la otra persona, la realidad es que todos contamos con las mismas horas en el día para hacer las cosas, y si otros pueden mantenerse en contacto con su pareja, tener gestos románticos y trabajar al mismo tiempo, no es una justificación si un hombre te deja plantada o no está presente cuando lo necesitas.

– “Sé exactamente lo que sientes”: La realidad es que nadie puede saber lo que sientes, ni tu mejor amiga. Quizás ella ha lidiado con una circunstancia similar, pero las personas y los sentimientos son distintos y lo que siente cada uno es único.

– “La estabilidad es más importante que el sexo”: Por alguna razón, las mujeres no siempre priorizamos nuestras relaciones sexuales en la relación; sin embargo, es clave entender que es parte de la relación y que no hay algo que sea más importante que lo otro. Se deben cuidar todos los aspectos de la relación por igual.

– “Te está engañando”: Hay que evitar este tipo de comentario al menos que estés 100 por ciento segura de que haya sucedido. Si has tenido una mala experiencia y te han engañado, no quiere decir que todos vayan a hacerlo y debes tener cuidado de no ser tan negativa a la hora de ayudar a una amiga. Ni un extremo ni el otro, la sinceridad es buena, pero no se deben asumir cosas porque sí, pues puedes terminar destruyendo una relación sin conocer la realidad.

– “Todos los hombres son iguales”: Si has escuchado o usado esta frase, es conveniente dejar de hacerlo. Realmente no es una frase reconfortante y nos hace creer algo que no es cierto. No todos los hombres son iguales y por ende, no debemos conformarnos con una relación si no estamos felices.