Seleccionar página

Ya sea una gran melena o una cabellera corta en lacio, rizado u ondulado, están compuestas básicamente de queratina, que es una proteína rica en azufre.

chino

La queratina se divide en tres capas: la primera es la externa, que de estar bien cuidada es lisa y permite reflejar la luz, además de conservar la hidratación; la médula es la que influye en el tono del pelo, y finalmente la corteza, que es la parte más gruesa, la causante del peso total de cada uno de los cabellos.

Ya sea fino, mediano a grueso, rizado o teñido (recordando que los procesos químicos pueden cambiar radicalmente la estructura del cabello con el que una persona nació), la estructura depende de tres factores: las propiedades de la superficie, el grado de rizado o grado de curvatura y el diámetro de la fibra capilar.

En cuanto al factor que nos habla de la superficie, se refiere a si el cabello tiene un tratamiento químico o si es virgen y cien por ciento natural.

La curvatura nos indica el grado de rizado de una hebra capilar y el diámetro, si es fino o grueso.

Existen cuatro tipos de cabellos, definidos a partir de la producción de grasa del cuero cabelludo. Son: graso, normal, mixto y seco. Cada uno de ellos posee características principales y una identificación de tu tipo de cabello debe ser hecha observando esas características, así podrás saber qué tipo de productos utilizar para su cuidado.

Los cabellos grasos son aquellos en los cuales las glándulas sebáceas producen una cantidad de aceite por encima de lo normal. La grasa excesiva permanece a todo lo largo del cabello.

Los cabellos normales son aquellos con grasa equilibrada y no se resecan con facilidad. Son brillantes, suaves y poseen volumen adecuado.

Los cabellos mixtos presentan grasa excesiva sólo en la raíz. Mientras que las puntas se sienten ásperas hacia la raíz.

Los cabellos secos son aquellos en los cuáles no hay grasa suficiente en el cuero cabelludo, lo que acaba resultando en falta de hidratación. Pueden ser más difíciles de peinar y desenredar. Son frágiles y sin brillo, se vuelven ásperos al tacto y muchas veces voluminosos y con frizz.

cuero cabelludo

Según la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos y la Asociación de la Industria del Cuidado Personal y del Hogar (CANIPEC) que agrupa a 66 compañías productoras y distribuidoras de cosméticos, productos de aseo y del hogar en México, es muy importante conocer toda esta información para cuidar mejor a nuestro cabello.

Ten cuenta que la cantidad de melanina es la causante del color del cabello y su ausencia produce cabello gris o blanco. La eumelanina es la responsable de los tonos café y negro, mientras que la feomelanina de los rubios y rojizos.

Por ello, los tintes permanentes depositan su pigmento en la cutícula, mediante un agente alcalino y un aclarador.

Teniendo en cuenta cómo es tu cuero cabelludo y la forma, ahora sí podrás aplicar tinte o tratamiento y lograr el mejor resultado.

Recuerda que es importante elegir un color de tinte que te favorezca según tu tono de piel y de ojos.

Checa que los tintes generalmente están numerados en una escala de 1 a 10, donde uno es color negro y 10 es rubio platinado. Mientras más claro, más reflejo de luz. En cuanto a las variantes de reflejos, van desde el cenizo, violeta y dorado para después denominarse cobre, caoba, rojizo e incluso verde en una numeración del 1 a 7.

Colores tintes

Actualmente, es común que los hombres se pinten las canas o quieran cambiar de look y ante ello se han desarrollado tintes especiales para sus necesidades, estos mismos dan un brillo e intensidad distintos al del cabello natural y requieren de retoques regulares.

Es recomendable, al igual que en cualquier tinte para mujer, seguir al pie de la letra las instrucciones y ser cuidadoso durante la aplicación. Hay que recordar que el kit de aplicación incluye un mezclador, guantes y aplicador como mínimo, además de realizar la prueba de sensibilidad previamente para evitar reacciones alérgicas.

Como un dato curioso sobre el pelo rojizo, es que éste es menos propenso a la aparición de canas a edades avanzadas, se sabe que solo el 2% de la población mundial tiene este color de manera natural, gracias a un gen recesivo que da el color. Escocia es la nación con más pelirrojos en el mundo, con el 13% de su población total, y 40% de ellos tienen el gen recesivo.