Seleccionar página

La moda puede ser excitante, divertida y transformadora, pero hay algunos aspectos de ella que pueden ser dolorosos.

tacones_mujer

Si bien es bueno seguir las tendencias, desarrollar un estilo propio y sentirse linda y confiada, algunos aspectos de la moda pueden no ser tan buenos e, incluso, pueden llegar a ser malos para la salud.

Aunque los zapatos de tacón estilizan y hacen lucir increíble, la realidad es que son malos para la alineación del cuerpo. Los tacones ocasionan estrés en la columna vertebral y presionan sus discos con el tiempo. Entonces, sensaciones como calambres en los pies, dolores en la espalda o caderas pueden desarrollarse conforme transcurre el tiempo. Lo mejor es compensar este tipo de calzado con calzado bajo o dejarlo para ocasiones especiales, en vez de usarlo a diario.

Los maxi bolsos son una gran tendencia de la moda. No solo son lindos sino que permiten llevar muchas cosas en una sola bolsa. Sin embargo, cuanto más grande sea el bolso, más problemas puede traer para nuestro cuerpo. Esto se debe a que tendemos a usar el bolso en un lado, lo que ocasiona que la distribución del peso sea disparejo y trae problemas para los músculos y hombros. Además, los bolsos muy pesados pueden causar dolores en la columna vertebral, cuello y hombros.

El mundo de la moda no solo logra influir nuestra forma de vestir sino que además establece en la sociedad un estereotipo de belleza poco saludable, y con el afán de parecerse a él, muchas mujeres se someten a dietas extremas que modifican el metabolismo. Aunque no hay nada malo con cuidar de nuestro cuerpo, este tipo de dietas o el pasar hambre para tratar de ser como las modelos de revistas, no es nada saludable.

Todas las mujeres quieren lucir atractivas, a la moda y les encanta comprar cosas lindas que las ayuden a lograr un mejor look. No obstante, la moda ocasiona que se gaste de más y se rebase el presupuesto. Al igual que las dietas, el comportamiento de querer ser igual a alguien o querer tener lo mismo que el otro no es nada saludable y es algo que se debe aprender a controlar. Para disfrutar de la moda, se debe aprender a crear un estilo propio, buscar las prendas que más agraden y seguir las tendencias que estén dentro del presupuesto.

Como todo, la moda tiene sus cosas buenas y sus cosas malas que deben tratar de evitarse. Se puede disfrutar de tener estilo y verse bien sin hacer que el cuerpo o el bolsillo sufran de más.