Seleccionar página

Ubicado en la Delegación Tláhuac, Mixquic es uno de los llamados siete pueblos originarios de Tláhuac, mismos que aún preservan varias de sus características tradicionales y detalles rurales.

mixquic 23

El significado del nombre Mixquic es “en el mezquite o en el mezquital” y hace referencia a un árbol que produce cierta variedad de goma.

Los orígenes de Mixquic se remontan a 1168. En aquellos tiempos prehispánicos, esta comunidad era una isla que estaba rodeada por las aguas de Chalco. La actividad principal de los habitantes del lugar era el cultivo de hortalizas utilizando para ello chinampas.

Mixquic no tuvo autoridades españolas durante el Virreinato, aunque sí colaboraba con la mano de obra para la construcción de la primera catedral de la Ciudad de México. Los frailes agustinos fueron los encargados de evangelizar a esta comunidad, y para ello construyeron el Templo y Convento de San Andrés Apóstol.

A principios del siglo XIX, Mixquic y otros pueblos aledaños sufrieron las llamadas cocoliztlis o epidemias. En 1910, sus habitantes decidieron formar una alianza con las tropas zapatistas y luchar por su derecho sobre los terrenos del ya extinto lago de Chalco.

Mixquic logró conservar el patrón de los antiguos pueblos basado en una economía de chinampas; y aunque la urbanización poco a poco amenazó con desaparecer esta parte, no ha perdido su aire de pueblo gracias a los espacios verdes y las tierras agrícolas que aún posee y que lo mantienen un tanto aislado de la mancha urbana.

Este sitio ha sabido conservar sus tradiciones y ritmo de vida, aún a pesar del tiempo y las transformaciones en su entorno. De lo mejor que tiene para ofrecer este “Barrio Mágico”, destaca su cultura, sus áreas verdes, sus típicas chinampas y sus vestigios prehispánicos.

En los últimos días de octubre y los primeros de noviembre, Mixquic es visitado por miles de personas, las cuales buscan compartir el ambiente místico y mágico del famoso Día de Muertos. Esta celebración tiene lugar los días 1 y 2 de noviembre y las actividades que se desarrollan por este motivo son de las más relevantes en todo el país.

Uno de los lugares que nadie debe dejar de disfrutar cuando se visita Mixquic es el Templo y Convento de San Andrés, el cual fue construido en 1537 por los franciscanos. Este complejo religioso fue levantado sobre lo que fuera un teocalli prehispánico. No obstante, en cierto momento la iglesia se vino abajo y solo quedó en pie la torre del campanario. Cerca de 1600 fue objeto de una reconstrucción que la dejó como actualmente está.

Otro lugar que llama la atención es el sitio arqueológico que hay en San Andrés Mixquic, el cual se localiza justo en el patio de la Casa Cultural de la Parroquia de San Andrés. Esta última se levanta en el centro de la comunidad. En el sitio sobresalen piezas como una representación de Mixquixtli, antigua deidad de la muerte y de la vida, así como también una figura del tradicional Chac-Mool, el mensajero de las deidades mesoamericanas, la cual se observa flanqueada por un par de aros del juego de pelota.