Seleccionar página

“Nunca segundas partes fueron buenas” es una frase muy conocida y que se suele utilizar en las críticas y comentarios sobre el mundo del cine. También, con ésta se intenta puntualizar que aquello que resultó bueno o exitoso en una primera etapa, será imposible de repetir.

cervantes partes

El origen de este dicho proviene, como el de muchos otros que pueblan nuestra lengua, de “El Quijote” de Miguel de Cervantes Saavedra, quien la ubica en el cuarto capítulo de la segunda parte de su afamado libro, en medio de un debate entre personajes.

En esa charla, dice el tercero en discordia, un tal Sansón Carrasco: “estamos en duda si saldrá o no, y así por esto como porque algunos dicen: Nunca segundas partes fueron buenas”.

Tal vez Cervantes intentaba anticiparse a posibles críticas de sus colegas o de los lectores, suponiendo que sería poco probable mantener la calidad literaria del primer libro.