Seleccionar página

Nadie dijo que estrenarnos en el mercado laboral fuera tarea fácil. Hoy en día, un recién graduado puede tardar una media de seis meses a un año en encontrar un trabajo con contrato indefinido, si no tiene la suerte de contar con el apoyo de la bolsa de trabajo de su universidad o de su centro de estudios. 

images_(2)[1]

Para que esto no te ocurra, compartimos contigo algunos trucos para que mejores tu posicionamiento en el mercado y consigas trabajo lo antes posible.

– Piensa en dónde te gustaría verte en el futuro (tipo de empresa, sector, localización).

– Establece prioridades sobre el tipo de trabajo que te gustaría hacer. Es muy importante tener objetivos. Quizá no los alcances en tu primera o segunda experiencia laboral porque debas pasar por varios puestos antes de conseguirlos, pero esto te irá formando precisamente a nivel profesional.

– Escribe en tu CV tu formación, nivel y conocimiento de idiomas y las prácticas que hayas hecho, si has tenido la oportunidad de tener contacto con el mundo laboral. No olvides incluir también actividades de voluntariado en las que hayas participado porque proporcionan al seleccionador información más importante de la que en un principio podamos pensar.

– Ten en cuenta que la especialización es importante, sin embargo para un primer empleo se buscan jóvenes flexibles, con mentalidad abierta y dispuestos a hacer distintas tareas a la vez.

– Redacta una carta de presentación atractiva. Esta herramienta junto con el CV son indispensables como tarjeta de visita en la búsqueda de un primer empleo.

– Si eres de los que no tienen experiencia, no hay que agobiarse. Piensa en todo lo que has hecho hasta el momento. Seguro que has colaborado en algún tipo proyecto, quizá has hecho prácticas de verano o durante la Navidad. Todo eso suma puntos de cara a una posible entrevista.

– Estate atento a la actualidad; lee la prensa digital. Los seleccionadores buscan a jóvenes con inquietudes interesados por lo que ocurre a su alrededor.

– Busca prácticas o colaboraciones puntuales mientras estudias la carrera.

– Crea tu perfil en los principales portales de empleo y define alertas que puedan llegar directamente a tu buzón de correo electrónico.

– Hazte visible en las redes sociales. No nos referimos a Facebook, sino a Linkedin. Observa antes de introducir tu perfil. Aprende y ¡lánzate!

– Mejora tu nivel de idiomas. El inglés es indispensable en prácticamente todas las empresas. Atrévete con un tercer idioma.

– Prepara siempre las entrevistas. El “antes” y el “durante” son clave para causar mejor impresión y destacar de los demás candidatos.

– No rechaces ofertas de trabajo con la excusa de estar esperando el trabajo ideal. Agarra práctica, intégrate en un equipo, empieza a conocer la cultura empresarial y los procedimientos internos. Aporta ideas, muestra interés por el proyecto de la empresa y demuestra pasión.