Seleccionar página

La expresión “tomar el pelo” a alguien significa engañar a una persona, burlarse de ella, o hacerle creer algo que no es cierto.

tomar el pelo

Aunque no hay un acuerdo pleno para identificar las circunstancias de su origen, existe la teoría de que éste podría provenir de la ofensa que suponía el acto de tirar de la barba para los griegos y romanos, la cual era símbolo de su dignidad.

Ese uso a lo largo de los siglos se mantuvo hasta la Edad Media, lo que de realizarse, podía llegar a suponer un duelo mortal.

También hay teorías que sitúan su empleo originario en el acto de rapar la cabeza a presos y militares, pues cuando alguien ingresaba a un establecimiento carcelario, una de las primeras medidas que se tomaban era cortarles el pelo.

Esto marcaba el inicio de la pérdida de ciertos derechos para las personas. También hay quienes lo asocian con la incorporación a las fuerzas armadas, en las que “tomar el pelo” de los conscriptos ha sido siempre uno de los pasos iniciales para disciplinarlos.

Tanto en la cárcel como en el regimiento, los cortes de cabello también se interpretan como una medida básica de higiene.