Seleccionar página

Existen momentos de la vida en los que algunas chicas, por ley de vida, se distancian de sus amistades. Esta situación se nota todavía más después de la maternidad, cuando las madres viven centradas al cien por ciento en su bebé.

recuperando vida madre

En esta nueva situación es habitual que surja distancia con las amistades de siempre, y que poco a poco, pasen las semanas y los meses sin hacer un plan en común.

Es importante no agobiarse por esto, ya que se trata de algo pasajero. Eso no significa que debas aislarte, porque esto puede contribuir a la depresión postparto. Debes buscar nuevas maneras de socializar y también aprender a incorporar a tus hijos a tus actividades habituales.

Para poder recuperar la vida social después de ser madre, se facilita si tienes amigas con bebés o hijos de la edad de los tuyos, pero si no es así, busca grupos de mamás de bebés en tu zona. Estar en contacto con otras mujeres que están en tu misma situación, te aliviará y podrás compartir experiencias, sugerencias y apoyarse las unas a las otras.

Seguramente tus amigas sin hijos te echarán de menos cuando seas mamá, porque ya no estarás tan disponible como antes. Aunque estés cansada, de vez en cuando deja a tu bebé con tu pareja, con sus abuelas o con una niñera, y sal con tus amigas sin hijos. Procura hablar sólo lo justo del bebé, no por no molestarlas a ellas, sino para darte un descanso mental de la maternidad.
Otra opción es organizar un asado en tu casa, o reuniones de amigos. Se pueden turnar para cuidar de los niños, que pueden estar en otra habitación jugando o durmiendo mientras que los adultos conversan, bailan y comen o cenan. Si no tienes jardín o terraza, queda en un parque y organiza un picnic.

Sobre todo con el primer bebé es fácil autolimitarse, pensando que los bebés no pueden viajar o ir al cine, entre otras muchas cosas. A menudo, cuando nace el segundo, no hay más remedio que incorporarlo a las actividades y los horarios del mayor, y descubres que no pasa nada. Si acostumbras a tus hijos a ir a restaurantes, ir al cine, a la compra y a viajar desde bebés, se harán más adaptables y tú te sentirás mejor.

Para recuperar el contacto con las amistades después de la maternidad, déjate guiar simplemente por tu intuición, sé tú misma, disfruta de la compañía de las personas que han sido importantes para ti. La maternidad no es motivo para dejar de lado a los buenos amigos sino motivo para integrarlos en tu nueva rutina y poder compartir novedades y vivencias igual que siempre.