Seleccionar página

Esta frase solemos utilizarla para definir una acción en la que no hay tino, orden, discreción o miramientos. 

diestra y siniestra

Hoy en día, cuando empleamos la palabra “siniestro”, lo más probable es que pensemos en “avieso y malintencionado; infeliz, funesto o aciago” (RAE). Sin embargo, también es la palabra culta para denominar el lado izquierdo: “dicho de una parte o de un sitio: que está a la mano izquierda” (RAE). De hecho, este era el significado originario del latín sinister; simplemente era el antónimo de “dexter” = derecho (de la misma raíz que “diestro”).

Ahora bien, el origen de la locución “A diestra y siniestra” se remonta a la Edad Media, cuando se acuñó para referirse a la usanza de los caballeros, a pie o a caballo, de matar enemigos hacia ambos lados: derecha e izquierda.

Por lo tanto, cuando había una batalla y los caballeros tenían que cuidarse de cualquier peligro, en muchas ocasiones mataban “a diestra y siniestra”, es decir, blandiendo su espada para todos lados y sin miramientos.

feudalismo-torneos[1]