Seleccionar página

El conjunto de enfermedades que más padecen los jóvenes y adultos hoy en día en nuestro país, donde vivimos bajo estrés y cansados, son enfermedades del estómago, el sistema intestinal y en especial, colitis y gastritis.

Arándanos

Aunque muchos ya consideren estos malestares parte de su vida, son males crónicos que muchas veces se pueden complicar y disminuir nuestra calidad de vida.

Además del tratamiento médico que en cada caso sea recomendable, la evidencia científica ha mostrado que los arándanos o cranberries ya sean frescos, deshidratados, en jugo y jalea pueden ser aliados importantes para combatir estos padecimientos.

A través de varios estudios se ha revelado que su consumo provoca una capacidad antiadhesiva de microorganismos, tanto en el tracto urinario como en la boca y encías. Esto debido a que los compuestos con los pigmentos azul y rojo del arándano, las proantocianidinas, inhiben la capacidad adhesiva de las bacterias helicobacter en las paredes del intestino.

El consumo de arándanos si se acompaña con una dieta baja en grasas, libre de irritantes y sazonadores, así como rica en fibra, puede conllevar resultados muy interesantes ya que se observa una mejoría rápida y definitiva en los casos de colitis y gastritis y ayuda a eliminar el problema de fondo.