Seleccionar página

El miércoles 23 de marzo de 1994 a las 17:12 hora del Pacífico, 19:12 hora del centro de México, Luis Donaldo Colosio Murrieta era herido de muerte en un mitin que se llevaba a cabo en Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California. Podríamos decir, sin temor a exagerar, que a partir de ese momento, muchas cosas no volvieron a ser igual en nuestro país.

colosio

La muerte de Colosio se considera el primer magnicidio cometido en México desde el asesinato de Álvaro Obregón en 1928. Por el enrarecido ambiente político en el que sucedió, además de los errores, omisiones y desatinos que se cometieron en el curso de la investigación, este caso generó grandes sospechas e incredulidad entre la población.

La tesis del asesino solitario, Mario Aburto, no dejó satisfecho a nadie -o casi-; sin embargo, el último fiscal del caso, Luis Raúl González Pérez, estableció que no existen evidencias sólidas para señalar a nadie más que Aburto como único autor intelectual y ejecutor del crimen, y por ello el gobierno considera cerrado el caso desde el año 2000.

La investigación oficial se concentra en un expediente resguardado en el Archivo General de la Nación, sin permiso de consulta para ningún civil. Podrá abrirse en 2035, el año en que Mario Aburto cumpla su sentencia. Se trata de varios libros con documentos, 16 discos magnéticos y cuatro cintas de video en formato VHS. En un sobre sellado están las contraseñas para acceder a la averiguación previa.

A tan solo unos meses del asesinato, muchos libros sobre el caso ya invadían los estantes de las librerías del país. En la historia reciente de México ningún hecho ha desatado tal furor, pues tan sólo en el primer año fueron editados por lo menos 14 libros alrededor del homicidio de quien fuera candidato del PRI a la Presidencia.

Sin embargo, no todo lo que sobre el caso se ha escrito vale la pena. Muchas de las obras fueron elaboradas al calor de los hechos, a veces para deslindarse y otras, para atacar a quien se considerara sospechoso sin pruebas que sustentaran los dichos.

Hoy, a 24 años del acontecimiento que estremeció a todos por igual, sin contar colores ni preferencias partidistas, hemos escogido cuatro libros que realmente vale la pena leer para entender más sobre la vida, la ideología, las causas, circunstancias y consecuencias del asesinato de Luis Donaldo Colosio, en tanto llega el día en que el expediente oficial se abra y alguien pueda encontrar la respuesta por tanto tiempo buscada: ¿Quién asesinó a Colosio?

1.- “Colosio, la Construcción de un Destino”, de Cesáreo Morales y Samuel Palma. (Rayuela Editores, 1995)

Morales y Palma fueron estrechos colaboradores de Colosio y autores del famoso discurso del 6 de marzo pronunciado en el Monumento a la Revolución y que muchos consideran como la ruptura entre Colosio y Salinas.

En el libro, los autores intentan reivindicar el pensamiento político de Colosio y dar a conocer cómo se obtuvo la candidatura y lo vivido dentro de la casa de campaña para intentar neutralizar lo que ellos percibían como ataques de Camacho Solís. Un libro que vale la pena leer, pues lo que se detalla proviene de fuentes muy cercanas al fallecido candidato.

2.- “La tragedia de Colosio”, de Héctor Aguilar Camín (Planeta, 2009)

Una versión coral de la trama pública que desembocó en el asesinato del candidato presidencial del PRI. Las voces de los personajes fundamentales del drama han sido rescatadas por Héctor Aguilar Camín, sin inventar una sola de sus palabras, tomadas todas de sus declaraciones judiciales. El misterio del crimen sigue intacto. Las razones de los protagonistas para actuar como actuaron quedan manifiestas, trivial y trágicamente, en estas páginas.

Este libro es una compilación, unida por un hilo narrativo, de los testimonios judiciales de todos los actores que tuvieron algo que ver con la campaña de Colosio y el entorno político del momento. Una forma ágil y sencilla de consultar la investigación que tiene miles de fojas y pasó por 4 diferentes fiscales.

3.- “Así fue: La historia detrás de la bala que truncó el futuro de México”, de Federico Arreola (Nuevo Siglo Aguilar, 2004)

En el libro, Arreola, quien admite que fue el último en llegar al círculo de personas con las que Colosio convivía, desgrana detalles de la dimensión humana de éste y destapa los diarios de la campaña. Asimismo, se alinea con quienes creen que el asesinato de Colosio fue, sobre todo, un golpe planeado minuciosamente y que el autor no actuó solo, es decir, el resultado de una conspiración.

Este es un libro que describe al Colosio de carne y hueso, y narra al mismo tiempo las ambiciones y lealtades del entorno más cercano al candidato sonorense.

Finaliza su historia denunciando la “manipulación” y la “incompetencia” que mostraron los investigadores del magnicidio, y la falta de cuidado y rigor con que la Procuraduría General de la República (PGR) investigó el caso. Y recuerda que éste “continúa dando dolores de cabeza a los presidentes que se negaron a investigar con propiedad el asesinato” y se muestra convencido de que la reactivación del caso “ocurrirá tarde o temprano”.

4.- “Colosio, el futuro que no fue”, de Alfonso Durazo Montaño (Ediciones Proceso, 2014)

Una reunión de 20 textos, compilados por Alfonso Durazo, en los cuales los hijos del sonorense, así como colegas, amigos y colaboradores, lo retratan en su dimensión humana y en su génesis política, con la serenidad y la perspectiva que sólo el tiempo puede permitir.

Esta colección de historias pretende dar un panorama integral de la vida de Colosio y presentar al ser humano entero, a partir de una conjunción de experiencias vividas a través de colegas, colaboradores, familia y allegados que, juntos, superan toda versión aislada, según indicó Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo del fallecido, durante la presentación del libro.